Powered by Google Translate

El laberinto de las democracias latinoamericanas

El liderazgo político tiene la indiscutible responsabilidad de no permitir que nuestros países caigan en la destrucción y la esclavitud que representan la ideologías totalitarias

0 25

Nuestra región comprende un conjunto de disímiles maneras de concebir a la sociedad, a pesar de poseer unas raíces originarias muy similares, en el transcurso de los años fuimos desencadenando es concepciones ideológicas y culturales, que nos distancian significativamente del mundo desarrollado y nos alejan de la prosperidad económica y existencial que tanto anhelamos.

Con amplios sectores sociales sumergidos en el abandono, la pobreza y la ignorancia, hemos sido presa fácil de todas las desviaciones populistas, es por ello, que nuestros sistemas democráticos, padecen de debilidades estructurales e institucionales que los hacen cada vez más inestables y vulnerables; pudiendo evidenciar como se originan o repiten fenómenos populistas fracasados, pero que de alguna manera logran cada cierto tiempo, animar al ideario colectivo en una serie de retoricas progresistas irreales, pero que en lo discursivo, logran persuadir a estos sectores, que han sido de una u otra manera excluidos de los procesos de bienestar social.

Es así, que democracias endebles con partidos políticos aislados de la realidad social, convierten a nuestros países en laboratorios de ensaño y caldos de cultivo, para la implementación de modelos absurdos de subsistencia como el cubano, venezolano o nicaragüense, que son sistemas de dominación y esclavitud imposibles de comprender y de justificar su existencia para el mundo moderno; es indiscutible que los liderazgos se equivocan, pero la población también al no saber elegir.

A pesar de la globalización de las comunicaciones y la cada vez más cercana aldea global, las experiencias vividas históricamente por estos modelos fracasados, en el pasado y en la actualidad, no sirven de instrumentos disuasivos para que otros países medianamente cultos entren en esa carrera de destrucción que estos modelos significan, como es el caso de Argentina o lo que pudiera suceder en Chile, de no existir un compromiso colectivo con el desarrollo económico, democrático, institucional y social, pudiendo una de la economías más estables del continente, retroceder a épocas de mayor pobreza y atraso, situación que ocurrió en Venezuela siendo el país más estable, con una de las democracias más antiguas y de gran riqueza de la región.

El liderazgo político y social latinoamericano, tiene la indiscutible responsabilidad de no permitir que nuestros países, caigan en la destrucción y la esclavitud que representan la ideologías totalitarias y de domino estatista, y para ello es imprescindible la honestidad, el compromiso, el trabajo arduo y la total responsabilidad de ese liderazgo en dar lo mejor de sí, para generar el mayor bienestar y calidad de vida posible, junto al compromiso de desarrollar mayores oportunidades a esos extensos sectores populares, para que puedan avanzar y salgan de la pobreza e ignorancia, principales causas de la destrucción de las naciones.

Es imprescindible que la democracia latinoamericana, pueda encontrar los caminos de estabilidad y racionalidad que nos dirija hacia un estado de bienestar común, permitiéndonos avanzar en medio de las dificultades y las diferencias, para que así podamos superar la incertidumbre que nos causa seguir sumergidos en laberintos existenciales que nos alejan, del anhelado desarrollo y prosperidad obtenidos con esfuerzo y espíritu de superación. Los seres humanos somos del tamaño de nuestros retos y estos tiempos nos llaman a que nos levantemos muy por encima de las adversidades para triunfar.

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer Más