Powered by Google Translate

“COVID-19 persistente” tiene menor probabilidad de síntomas en niños que en adultos

Según algunas estimaciones aproximadamente el 30% de los pacientes adultos con la enfermedad del virus del SARS-CoV-2 desarrollan síntomas a largo plazo

0 17

Un reciente estudio británico reveló que aunque los niños pueden presentar una “Covid persistente” luego de contagiarse, tienen menos probabilidades que los adultos de ser afectados por síntomas que perduran, vuelven o se presentan por primera vez luego de un mes o más de contraer el coronavirus.

Los balances estadísticos frente a qué tan seguido los síntomas de la COVID-19 persistente se presentan en niños indican que aproximadamente el 4% de los niños y adolescentes mostraron síntomas más de un mes después de contagiarse.

¿Cuáles son los padecimientos?

La investigación difundida recientemente en Reino Unido reveló que los padecimientos como fatiga, dolores de cabeza y pérdida del olfato fueron algunos de los síntomas más comunes y la mayoría desapareció dos meses después.

EEUU: aumentan en un 84% los casos de COVID-19 en niños en solo una semana
Piqsels

Entretanto, los síntomas como la tos, dolor de pecho y niebla cerebral son a largo plazo en ocasiones encontrados en los menores de edad y pueden presentarse incluso después de un contagio leve o luego de presentar síntomas iniciales.

Varios análisis hallaron índices más altos de síntomas persistentes que los registrados en el estudio de Reino Unido, pero se cree que los niños suelen ser menos afectados que los adultos.

De hecho, según algunas estimaciones aproximadamente el 30% de los pacientes adultos con la enfermedad del virus del SARS-CoV-2 desarrollan síntomas a largo plazo.

Sin certeza

Científicos aún no tienen certeza de qué causa los síntomas a largo plazo. En algunos casos, pueden reflejar daños en órganos causados por el contagio inicial o podrían ser el resultado del virus y una inflamación persistente en el cuerpo.

Lo cierto es que los menores de edad pueden desarrollar otros problemas poco comunes después del contagio inicial de coronavirus, como inflamación del corazón o una condición conocida como síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico.

Italia autoriza vacunar con Moderna a los adolescentes entre 12 y 17 años
Créditos: Pixabay

Este incluye fiebre e inflamación en diferentes órganos, entre otros síntomas posibles. Los menores afectados generalmente requieren hospitalización, si bien la mayoría se recupera. Una condición similar puede ocurrir en los adultos.

Lo preocupante

La expansión de la variante Delta, que es altamente contagiosa, preocupa a algunos médicos sobre la probabilidad de que un número mayor de niños estén en riesgo de presentar Covid-19 persistente y estas otras condiciones.

Ante el escenario concerniente a las consecuencias a largo plazo, la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) ha sugerido a los padres que realicen visitas médicas de seguimiento una vez que los menores se recuperan de un contagio inicial de coronavirus.

Fuente: Latinus

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.