Powered by Google Translate

Coronavirus: Ocho motivos para ser optimistas frente a la pandemia

El gobierno de EEUU tiene como meta tener una eficaz y segura dosis disponible para enero del 2021

0 16

A la luz de las expectativas sobre el aumento de contagios, hospitalizaciones y víctimas mortales por la COVID-19, las cuales pueden llegar a ser angustiantes para muchos, otros ven motivos para sentirse optimistas y poder superar esta situación.

De hecho, recientemente se presentaron evidencias sobre los avances de vacunas prometedoras y un nuevo abordaje del tratamiento.

A continuación, ocho avances que no debemos perder de vista y nos indican que hay esperanza en medio de esta crisis:

El desarrollo la vacuna avanza a buen paso: El ensayo clínico de la Universidad de Oxford y AstraZeneca ha comenzado la fase 3, que antecedería a una posible aprobación de emergencia y en la que se probará su seguridad y eficacia en 50,000 voluntarios en el Reino Unido, Brasil, Estados Unidos y Suráfrica.

EEUU ha asegurado millones de dosis de las candidatas más prometedoras: El gobierno tiene como meta tener una eficaz y segura dosis disponible para enero del 2021.

También hay avances en los tratamientos: Aunque todavía no hay una cura contra el covid-19, sí se ha avanzado en tratamientos que ayudan en el manejo de la enfermedad. La Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) ha concedido la aprobación de emergencia a algunos como la terapia de plasma convaleciente o el antiviral Remdesivir. Otra terapia prometedora es la dexametasona, aprobada tradicionalmente para alergias, inflamación y asma, y que según un gran estudio publicado en el New England Journal of Medicine, redujo en un tercio las muertes en pacientes conectados a un respirador artificial.

Se conoce mucho más sobre la enfermedad y las formas de transmisión del virus: Eso definitivamente ayuda. Gracias a los avances de la ciencia en un esfuerzo sin precedentes, es mucho más lo que sabemos sobre el SARS-CoV-2, lo cual permite un mejor manejo de la enfermedad desde el punto de vista médico, ya que los doctores van ganando experiencia sobre cómo proceder con estos pacientes y también la implementación de políticas que ayuden a mitigar su propagación.

Las mascarillas funcionan: Al principio hubo dudas, pero hay creciente evidencia sobre su efectividad. Ya varios estudios serios han confirmado su valor protector. Robert Redfield, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades hasta llegó a afirmar en días recientes que en Estados Unidos, la pandemia podría controlarse “si lográramos que todos usaran una máscara ahora”.

El virus no ha mutado a rápida velocidad: Eso favorece el desarrollo de la vacuna y es que como todo virus, el SARS-CoV-2 ha experimentado algunas mutaciones, pero en función de la evidencia disponible hasta ahora, no lo ha hecho a gran velocidad, como ocurre con otros como el de la influenza.

Cada vez hay más y mejores pruebas de detección: Eso ayuda al control de la pandemia. En Estados Unidos, la escasez de pruebas de detección dificultó, al principio, la posibilidad de frenar la pandemia, ya que, si no se conocen los casos, imposible es aislarlos y evitar la transmisión.

Los niños suelen presentar síntomas muy leves: Y constituyen un bajo porcentaje del número de casos. Si bien los pequeños pueden contagiarse del covid-19, en la gran mayoría de los casos se recuperan satisfactoriamente (si es que llegan a presentar síntomas).

Fuente: Univisión

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.