Powered by Google Translate

Argentina critica acciones del régimen nicaragüense, pero no lo condenará en la OEA

0 10

Han transcurrido tres días desde las polémicas elecciones presidenciales en Nicaragua, en las que el mandatario Daniel Ortega consiguió la reelección hasta 2027 con sus principales opositores bajo el exilio o en prisión. Ante este escenario, Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea cuestionaron los comicios por la «falta de transparencia».

Ahora, el gobierno de Argentina se sumó a las críticas contra el régimen nicaragüense, sin embargo, se negó a condenarlo en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA). De forma virtual, el canciller argentino, Santiago Cafiero, expresó su «preocupación» por la detención de opositores, pero defendió la postura de su gobierno -presidido por Alberto Fernández- de no involucrarse en «asuntos internos de otros países».

“Es claro que el respeto a la no intervención acompañada por el diálogo entre nuestros gobiernos no puede ignorar la violación de los derechos humanos, en particular de los derechos políticos, en un contexto de elecciones, donde las proscripciones y los presos políticos no tienen lugar”, dijo Cafiero durante su intervención. Sin hacer mención a Nicaragua, pero en clara alusión a las controversiales elecciones, Cafiero añadió: “no podemos pasar por alto el imperativo de preservar las instituciones democráticas” en el continente.

No obstante, también criticó duramente el rol de la OEA -liderada por Luis Almagro, excanciller uruguayo enemistado con el gobierno kirchnerista-  por “apoyar la interrupción del orden democrático” contra Evo Morales en Bolivia. Sobre esto, Cafiero destacó que es esencial la “no injerencia externa en asuntos internos” de los países miembros. “Es una postura invariable de nuestra política exterior”.

En la mañana de este jueves, la portavoz Gabriela Cerrruti señaló durante una rueda de prensa en Casa Rosada que «Argentina cuestiona el desenlace del proceso electoral en Nicaragua, porque entiende que no hay democracia limpia con presos políticos ni proscripciones”.

“La Argentina denuncia la violación a los derechos humanos en Nicaragua, como lo ha hecho acompañando los informes de Michelle Bachelet en la ONU, la postura histórica de Argentina es la de acompañar y cooperar para que el pueblo nicaragüense pueda salir de la situación que está viviendo (…) A diferencia de muchos países que hacen declaraciones, los únicos dos países que retiraron a sus embajadores hace cuatro meses fueron Argentina y México”, expresó Cerruti.

 

 

Fuente: La Nación

 

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.