Powered by Google Translate

Alex Padilla: buscando acuerdos bipartidistas

0 27

El 20 de enero, Alex Padilla se juramentó como senador junior de California, el primer latino en ese puesto en la historia del estado. Anteriormente, había sido el primer secretario de Estado latino de California, entre 2015 y 2021.

En diciembre de 2020 fue nombrado por el gobernador Gavin Newsom para terminar el mandato de la vicepresidenta electa Kamala Harris.

En su discurso inaugural en el Senado, habló con orgullo de ser hijo de inmigrantes mexicanos.

En la actualidad, es el presidente del Subcomité Judicial de Inmigración, Ciudadanía y Seguridad Fronteriza y su primer proyecto de ley pide la legalización de más de 5 millones de trabajadores esenciales, como lo fueron sus padres.

En una rueda de prensa online, respondió las inquietudes de un grupo de periodistas.

 

Pasado y presente

 

Por 40 años su padre ha trabajado como cocinero y su madre limpiando casas. Los define como “buscadores del sueño americano”. Pero también fueron personas involucradas con su comunidad, lo cual lo inspiró a seguir una carrera como servidor público.

Comenzó a trabajar en el Consejo del Estado, luego fue secretario de Estado y ahora es senador.

Asegura que fue la diversidad de California lo empujó a ocuparse con acciones de los trabajadores esenciales inmigrantes de su estado. “Aún con el riesgo, siguen poniendo día a día comida en la mesa; limpian los restaurantes, las oficinas. Ponen su salud en riesgo y deberían poder convertirse en ciudadanos”, remata.

El legislador apunta que hay más de 5 millones de trabajadores esenciales indocumentados, reconocidos por el gobierno federal. Asegura que para él es algo personal; pero también va en el interés de la nación. “Hay que reconstruir nuestra economía, debe ser más inclusiva”. Afirma que la iniciativa apuntala la recuperación económica.

En este sentido, dirigió recientemente, en conjunto con el congresista por el distrito 20 de Texas Joaquín Castro, una correspondencia al presidente Joe Biden para llamar su atención sobre el tema y solicitarle apoyo en los esfuerzos legislativos al respecto.

 

Necesidades y posibilidades

 

Padilla cita un estudio de 2016 para el progreso del país, en el cual se especifica que los indocumentados contribuyen a la economía nacional con 4,7 mil millones de dólares y 11,7 mil millones en impuestos, además de 12 mil millones en ingresos para el estado cada año.

“Pienso que no podemos simplemente dejar que nuestra gente trabaje tan fuertemente en tiempos de crisis y luego darles la espalda”. Agrega: “Esta gente se ha ganado la ciudadanía y se la merece”.

En total, son más de 11 millones de personas y cree que su iniciativa puede ser parte del paquete de infraestructura; pero necesita 10 republicanos que lo apoyen en el Congreso.

La pregunta es: ¿será esto posible? Y el senador reconoce que hay que enfrentar el filibusterismo.

Se trata de una táctica empleada en el Senado de Estados Unidos para impedir que una medida se someta a votación. La forma más común de se produce cuando uno o más senadores intentan retrasar o bloquear la votación de un proyecto de ley, prolongando el debate sobre la medida. Permite a una minoría de 41 senadores bloquear la acción.

Entre las opciones posibles para salvar este escollo, además de incluirla en la Ley de Infraestructura, también se están buscando votos bipartidistas para los dreamers. Revela que muchos de sus colegas de ambos partidos sí lo apoyan. Cree que se pueden lograr 60 votos para estas reformas.

“Asuntos como protección al voto y el clima; además de la reconciliación del presupuesto, deben ser aprobados con más de 60 votos. Lo ideal es que sea bipartidista; pero lo esencial es que pase adelante” sentencia. Y de esta manera recuerda que la mayoría demócrata actual en ambas cámaras tiene capacidad de maniobra.

 

Frontera caliente

 

Sobre la molestia ante la situación de las fronteras, reconoce que está algo decepcionado. Quiere que se avance con esto, pero los números no han sido los esperados.

Explica que “Las familias y menores sin compañía que llegan a las fronteras, son un grupo diferente a los 11 millones que ya están aquí”. Advierte que pretender juntar ambas circunstancias a los ojos de la opinión pública, puede ser una maniobra política para no hacer nada.

Recuerda que también la llegada de más personas a la frontera usualmente aumenta en primavera por un asunto estacional.

Según su perspectiva, “Hay que poner más recursos allí. La Casa Blanca y el Congreso quieren hacerlo. Hay que ayudar a las agencias que se ocupan de los casos y de los lugares donde están los detenidos. Se necesitan jueces de migración, instalaciones para un trato más humano y un proceso más rápido en las aplicaciones de la gente”.

 

Lidiando con el odio

 

El senador Padilla emitió una declaración pidiendo una legislación contra el odio anti-asiático. Cree que eventualmente eso va a ser aprobado. “Es algo de sentido común. Todos deberíamos estar en contra del odio y los crímenes de odio, que se han incrementado recientemente, especialmente para los asiáticos en general”.

“Esta medida destinaría a alguien dentro del Departamento de Justicia para contrarrestar los crímenes de odio, con los recursos necesarios para hacer lo que se tiene que hacer”, según confirma.

Revela también que el Departamento de Justicia y el FBI están actuando en coordinación. “Queremos que esta directiva sea bien clara”.

En cuanto a la violencia por armas de fuego, colocada nuevamente en el debate público por la muerte Alan Toledo en Chicago, Padilla declara que “Es una combinación de varias cosas. Hay medidas de sentido común que han sido víctimas de los filibusteros”.

Considera que el uso de la fuerza por parte de la policía y otras agencias “es chocante y traumático. Y pasa a cada rato. Hay mucho trabajo que hacer para cambiar la cultura de las policías locales, para cambiar sus prácticas”.

Como parte del Consejo de la Ciudad buscó formas de trabajar el tema con el Departamento de Justicia. No están bien, pero están mejor que hace 20 o 30 años.

Para finalizar, el senador californiano relata que “Debemos negociar un paquete de infraestructura, reforma migratoria, derecho al voto, lidiar con injusticias históricas. Los republicanos en general no quieren ir más allá de su zona de confort, pero espero que eso se logre antes de llegar al ciclo de elecciones de 2022”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. AceptarLeer Más