Powered by Google Translate

Alerta en Europa por posible nueva ola de COVID-19 debido a subvariantes

0 66

La aparición de nuevas subvariantes de la familia ómicron del virus COVID-19 mantiene bajo alerta a Europa. Esto, luego de registrarse un aumento en el número de contagios en varios países, especialmente en Portugal, donde las autoridades se preparan para otra ola del virus en los próximos meses.

Inicialmente fueron identificadas en Botsuana y Sudáfrica a principios del mes de abril, pero se cree que estas nuevas subvariantes de ómicron aparecieron entre mediados de diciembre y principios de enero.

La BA.5 es mayoritaria en Portugal, mientras que la BA.4 y la BA.5 están tomando fuerza en Francia. De hecho, la agencia de salud francesa confirmó la aceleración de los contagios, así como el aumento de estas dos subvariantes. Una situación parecida fue reportada en Reino Unido y Alemania.

 

A continuación, el comunicado íntegro del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC):

 

La mayoría de los países de la Unión Europea/Espacio Económico Europeo (UE/EEE) han detectado proporciones bajas de las variantes BA.4 y BA.5 del SARS-CoV-2, sin embargo, muchos han visto un aumento en las últimas semanas. En Portugal, BA.5 se ha convertido en la variante dominante del SARS-CoV-2 y las proporciones crecientes de BA.5 han ido acompañadas de un aumento en los casos de COVID-19. La ventaja de crecimiento informada para BA.4 y BA.5 sugiere que estas variantes se volverán dominantes en toda la UE/EEE, lo que probablemente resulte en un aumento de los casos de COVID-19 en las próximas semanas.

El alcance del aumento de los casos de COVID-19 dependerá de varios factores, incluida la protección inmunológica contra la infección influenciada por el momento y la cobertura de los regímenes de vacunación contra el COVID-19, y el alcance, el momento y el panorama de variantes de la pandemia anterior de SARS-CoV-2. ondas. Según datos limitados, no hay evidencia de que BA.4 y BA.5 estén asociados con una mayor gravedad de la infección en comparación con las variantes circulantes BA.1 y BA.2. Sin embargo, como en olas anteriores, un aumento en los casos de COVID-19 en general puede resultar en un aumento en las hospitalizaciones, admisiones en la UCI y muertes.

Los países deben permanecer atentos a las señales de aparición y propagación de BA.4 y BA.5; mantener pruebas sensibles y representativas y vigilancia genómica con informes de secuencia oportunos, y fortalecer los sistemas de vigilancia centinela (atención primaria ETI/IRA e IRAG). Los países deben continuar monitoreando las tasas de casos de COVID-19, especialmente en personas mayores de 65 años, y los indicadores de gravedad, como hospitalizaciones, admisiones en la UCI, ocupación de la UCI y muerte.

Mejorar la aceptación de la vacuna contra la COVID-19 del curso primario y la primera dosis de refuerzo en las poblaciones que aún no las han recibido sigue siendo una prioridad. Se espera que se necesiten dosis de refuerzo adicionales para aquellos grupos con mayor riesgo de enfermedad grave, en previsión de futuras oleadas.

 

 

 

Fuente: ECDC

Únete a nuestro canal oficial de Telegram: >Aquí<
Visítanos en nuestro canal de Youtube: >Aquí<
Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.