Lunes, 25 de Septiembre del 2017

 

dona

Usted está aquí: Home Vida Analistas Y ustedes, ¿qué opinan? Desmenuzando el acuerdo con las FARC sobre narcotráfico en Colombia

Download Template for Joomla Full premium theme.

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Online bookmaker bet365

alexandracorreaAlexandra Correa Solarte

Y ustedes, ¿qué opinan?

Desde Berlín, Alemania

Desmenuzando el acuerdo con las FARC sobre narcotráfico en Colombia

IMG 2184Decidí analizar el acuerdo número 4 alcanzado entre la guerrilla de las FARC y el gobierno colombiano sobre: Solucion al negocio de las drogas ilícitas. Un mal que golpea también a muchos países de nuestra región latinoamericana. ¿Qué acordaron en Cuba y por qué la oposición tiene reparos también en este punto?

Colombia es el país número uno en el mundo en producción de hoja de coca, produce más que Perú y Bolivia juntos, esto ha vuelto al narcotráfico el gran combustible del conflicto armado y uno de los motivos por los que el país es uno de los mas violentos del mundo y por el que aún sigue en guerra a diferencia de sus vecinos centroamericanos. Las FARC durante mucho tiempo se han beneficiado del comercio ilegal de drogas. 

En este punto, ¿cuál es el objetivo del gobierno con ayuda de las FARC?

Lograr la sustitución voluntaria de los cultivos ilícitos donde tienen influencia para evitar que lleguen nuevos grupos ilegales a los territorios que van a abandonar de alcanzar ese acuerdo de paz. El fin es evitar que otros grupos se apoderen del negocio. Con las FARC ayudando a erradicar estos cultivos se pretende además, abrir nuevas alternativas económicas para más de 60.000 familias que actualmente viven de la coca, especialmente en las zonas de dominio de este grupo.

¿Cómo hacerlo?: 

* No se trata tan sólo de arrancar matas. El Gobierno propone un plan desde donde impartirá ayudas a través de un Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos para que el campesino los remplace por productos agrícolas. 

* El campesino recibirá herramientas, semillas, maquinaria, capacitación, acceso a bolsas de empleo, subsidios, créditos e infraestructura en la que está contemplada la construcción de una malla vial que permita el transporte de productos hacia los diferentes territorios nacionales.

*  Este punto está ligado al acuerdo 1: Política de Desarrollo Agrario Integral que está sujeto a la restitución de tierras. El fin es que el campesino desplazado pueda volver a su propia tierra y pueda vivir del agro sin quitarle lo suyo a quien las haya adquirido de manera legal. Este tema es uno de los más espinosos y a los que el uribismo se ha opuesto en defensa de los terrenos obtenidos durante el conflicto de manera, dicen, "de buena fe y exentos de culpa". Es decir quienes adquirieron los predios sin saber realmente su origen. 

* Desde el punto de vista jurídico, se quiere judicializar al crimen organizado pero no a los eslabones más débiles como consumidores o campesinos con cultivos ilícitos.

* Desminado.

* Se contemplan programas de prevención del consumo.

* La guerrilla a su vez se compromete a ponerle fin a toda relación con el narcotráfico.

En este punto, ¿cuáles son los peros uribistas y, ¿qué proponen?:

* Básicamente no quieren tratamientos jurídicos especiales para las FARC, ni para los cultivadores de hoja de coca que de pie a Amnistías. 

* Quieren que este acuerdo se base en las políticas ya diseñadas contra el flagelo de las drogas en lugar de adoptar nuevas visiones de tratamientos distintos y diferenciados. En resumidas cuentas aplicar todo el peso de la ley. Manifiestan que el narcotráfico en Colombia, teniendo en cuenta la realidad del país, no debe ser calificado como delito político. 

* Se quejan de que no existe un reconocimiento directo de las FARC sobre sus actividades sistemáticas con el negocio del Narcotráfico y por el contrario traten de presentar su relación con este fenómeno como algo circunstancial en el desarrollo de la “Rebelión”. 

* El uribismo quiere que las FARC entregue toda la información de sus zonas de cultivo, rutas, cadena logística, proveedores de precursores químicos, redes de lavado de activos. De esto no se habla en el actual y rechazado acuerdo de paz.

* Acabar los cultivos no sólo con erradicación manual sino con uso de glifosato. Esto también está contemplado en el acuerdo de Cuba, pero se trataría en casos extremos, es decir en donde haya resistencia a la erradicación manual o se trate de terrenos baldíos en zonas remotas; aquí las FARC no estuvo de acuerdo. 

* "En este capítulo debe precisarse el Narcotráfico como delito autónomo no amnistiable".

Análisis y opinión:

La paz tras un conflicto se logra de dos maneras: derrotando a los grupos armados o a través de un acuerdo negociado que satisfaga a ambas partes. Las FARC que no fueron derrotadas, durante décadas han sido un obstáculo en la lucha contra las drogas. Se han financiado con el negocio de la coca, han sembrado minas antipersonales alrededor de los cultivos y disparado a las avionetas que fumigan con glifosato. Pero no es la primera vez que se habla de planes de sustitución de cultivos ilícitos en Colombia, sin embargo sí es la primera en la que las FARC muestran voluntad de abandonar el negocio y volverse aliadas del gobierno para erradicar la coca. ¿Pero por qué?, el secretariado de las FARC ha defendido que su existencia no gira alrededor del narcotráfico sino en torno a alcanzar el poder y que la existencia de los cultivos de hoja de coca responde al abandono del Estado. 

La idea de judicializar a los líderes de las FARC también por narcotráfico como pretende el uribismo, nos saca del contexto de alcanzar la paz a través de un acuerdo y para eso se debe ganar la guerra; esto podría tardar más años y más muertos. Desde mi punto de vista, lo que plantea el acuerdo de Cuba frente al narcotráfico es viable y pertinente, no sólo para golpear el flagelo de las drogas sino para devolverle al campesino una vida digna, legal, justa y libre de minas antipersonales. El destierre de las mismas está contemplado también en este punto. Sin embargo, si el gobierno quiere aplicar los acuerdos sí o sí antes de que termine 2016, deberá asegurar el cumplimiento de cada propósito y no que a partir de las elecciones de 2018 todo comience a desvanecerse entre firmas y anhelos perdidos. La corrupción es rampante, los intereses económicos-políticos personales son poderosos y oscuros en este país construido sobre desigualdad, pobreza, abandono estatal y exclusión. Colombia querámoslo o no admitir, es una nación con un rasgo mafioso que intimida y entorpece cualquier camino hacia la paz.

Y ustedes, ¿qué opinan?

Mi twitter: @correAlexandra