Jueves, 27 de Julio del 2017

 

dona

Usted está aquí: Home Vida Analistas Europa al día Un admitido por cada expulsado

Download Template for Joomla Full premium theme.

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Online bookmaker bet365

lauravieraLaura Viera Abadía

Europa Hoy

Desde Berlín, Alemania

Un admitido por cada expulsado

a1viajeroLa situación rodeando a la crisis de refugiados es complicada, por decirlo de alguna forma. El capítulo más reciente en la respuesta de la UE a la crisis de los refugiados ha dado mucho de que hablar. Se trata de la expulsión de los primeros migrantes hacia Turquía en aplicación del pacto bilateral entre Turquía y la Unión Europea.

El 18 de marzo se firmó un pacto entre la Unión Europea y Turquía. Este pacto es un poco espinoso. Básicamente, es un mecanismo de intercambio, en palabras simples: un admitido por cada expulsado. Y, es que la desesperación por frenar el flujo migratorio ha llevado a los Veintiocho a crear un polémico acuerdo con Turquía. A cambio, la UE se ha comprometido a traer desde Turquía a un número de refugiados equivalente al de expulsiones. Esto quiere decir que cualquier persona que haya llegado a partir del 20 de marzo quedará detenida y se le ofrecerá la posibilidad de pedir asilo. Luego se gestionará la solicitud por la vía rápida y, si se le rechaza porque no se le considera un asilado o porque debió pedir asilo en Turquía, se le devuelve allí.

Por otro lado, Europa tiene tres condiciones que cumplir: aumentar los 3.000 millones destinados a Turquía para atender a los refugiados, eximir a sus ciudadanos de la necesidad de visado para viajar a la UE ya en junio y avanzar en el proceso de adhesión al club comunitario.

Pero, si nos centramos en este nuevo mecanismo de intercambio es muy fácil entender el motivo por el cual está siendo tan criticado por organizaciones de defensa de los refugiados. Otro de los temas más agudos en este nuevo pacto es las incesantes dudas sobre su legalidad y posibilidades de éxito. Las dudas sobre su eficacia no tienen límite. Ahora bien, desde que el pacto entró en vigor el 20 de marzo, las llegadas han disminuido pero las llegadas persisten y la llegada del buen tiempo augura un aumento.

Casi al mismo tiempo que Europa comenzaba a expulsar migrantes de Grecia, Alemania recibía a los primeros solicitantes de asilo llegados directamente de Turquía. Y es en este momento en el que mil preguntas salen a relucir, porque para todos aunque el tema de la crisis migratoria era complicado por la crisis humanitaria este nuevo pacto tiene tintes un poco más oscuros.

El plan dispuesto por la canciller alemana, Angela Merkel, ya está en funcionamiento. ¿Qué es lo que se quiere lograr? La idea es que por medio del realojamiento directo se evite que los refugiados se pongan en manos de las mafias para llegar a Europa. Hasta ahí la cosa suena bien, pero tiene un truco: la UE prevé acoger a un máximo de 72.000 personas. Y, aunque suena como una gran cantidad de personas, esta es una cifra muy inferior a los flujos de los últimos meses. Si tan solo nos concentramos en la cantidad de personas que recibió Alemania en 2015 nos daremos cuenta de la diferencia.

En 2015 Alemania recibió un millón de solicitantes de asilo y a partir de ahora un máximo de 15.000 personas. Luego de que Alemania recibiera un millón de personas en 2015, la canciller Angela Merkel se comprometió a reducir el flujo migratorio. Y, la disminución de personas que han llegado a tierras germanas, le ha dado un respiro a las críticas que su gobierno ha recibido.

Como si esto no fuera poco, no todas las personas que solicitan asilo tienen la oportunidad de viajar directamente a Europa. Lo primero que debemos entender es que el camino de los refugiados es largo, peligroso y costoso. No es una situación cómoda o agradable. Entonces, aquí empieza el desarrollo de quien tiene la oportunidad de viajar o no. En primer lugar, las autoridades turcas son las responsables de elaborar un primer listado de candidatos; se da prioridad a las personas con necesidades especiales. Una vez hecha esta primera selección, los países de la UE eligen a quién se trasladará.

Por último, muchos temen que Turquía devuelva a sus países no solo a los migrantes económicos sino también a los refugiados. Grecia y Turquía deben cambiar algunos puntos de su legislación para poder llevar a cabo el acuerdo. Tristemente, estos cambios aun no se han llevado a cabo. acomodarse a partes del acuerdo, algo que todavía no se ha hecho efectivo.

Por: Laura Viera Abadía

Pixabay/Viajero