Sábado, 27 de Mayo del 2017

 

dona

Download Template for Joomla Full premium theme.

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Online bookmaker bet365

idaniachirinosIdania Chirinos

Crónicas desde el exilio

Desde Bogotá, Colombia

Idania Chirinos: ¿Qué más nos falta por ver?

carniceria16 de años de Revolución Bolivariana están a punto de lograr que los venezolanos perdamos la capacidad de asombro, si acaso ya no la hemos perdido. Hemos visto tanto ¡Y tanto nos falta por ver! Y no porque lo diga yo, o algún, o muchos analistas de renombre. Sino porque lo piensa cualquier ciudadano de a pie, de esos que a diario se ven obligados a peregrinar de un lugar a otro, en busca de un pedazo de pollo, de un kilo de arroz, de una batería para el carro o de un medicamento para llevar a casa.

@idaniachirinos

Ya no hay titular de prensa que nos haga proferir una exclamación! O una imagen “clandestina” que nos sacuda la consciencia porque la vimos en televisión. Ya los saqueos o intentos de saqueo, hasta tienen monitoreo y comienzan a formar parte de la estadística cotidiana. En Venezuela, mis apreciados lectores, ya no solo contamos muertos en manos del hampa….comenzamos a contar desnutridos, como se hace en la lejana Somalia, en la República del Congo o en la cercana Haití. En nuestro país el hambre grita: “presente”, cuando a diario se pasa la lista de las calamidades que, como las bíblicas plagas de Egipto, caen sobre un pueblo, como consecuencia del mal quehacer de sus gobernantes!

Ni la derecha maltrecha, ni el Pentágono de los Estados Unidos de América, ni el Comando Sur, ni el de los superhéroes de ayer ni los de hoy, son los culpables de lo que en Venezuela ocurre. Malas políticas públicas, torpes decisiones, funcionarios incapaces o mal preparados y una chequera petrolera, que repartió dinero a manos llenas para comprar voluntades y aplausos aprobatorios, son las causas del efecto de hoy. Basta investigar un poco, apoyarse por ejemplo en estadísticas del Centro de Divulgación del Conocimiento para La Libertad, CEDICE. ¿Sabía usted, por ejemplo, que en 7 años el gobierno chavista gastó 70 mil millones de dólares en construir, entre otras cosas, 10 mil casas y 8 estaciones de vigilancia sísmica…en Nicaragua? También le regaló 170 ambulancias a Bolivia, una refinería y 10 aviones militares a Ecuador. Contando por supuesto, el subsidio a Cuba de 100 millones de barriles de petróleo diarios. Eso equivale a un 23 por ciento de la Gran Misión Vivienda. 700 mil familias venezolanas que pudieron recibir una casa,  si ese dinero se hubiese invertido en Venezuela y en los venezolanos. Para muestra, basta un solo botón.

En el aquí y el ahora, la realidad es una sola y la define, la declaración que me diera la periodista Noelia Orozco, del Diario El Tiempo, de Valera, Estado Trujillo, cuando tuve la oportunidad de entrevistarla para mi programa La Tarde, en NTN24…”Definitivamente el pueblo tiene hambre Idania. ¡Aquí hay hambre! Aquí no hay productos. Aquí no hay carne, no hay papel sanitario ni toallas sanitarias, no hay pañales. Hay una escasez bárbara! Ellos tratan de decir que es una guerra económica pero, si por nosotros decir que no lo es nos van a sancionar o a meter presos, pues nos meterán pero la realidad es que ¡ el pueblo tiene hambre!  Esto es una escasez que se nota, desde las 7:00 de la mañana que tu sales de tu casa, ves extensas, largas colas en diferentes establecimientos. En los del gobierno, PDVAL, MERCAL, es horrible. Es lamentable lo que estamos viviendo. Un país tan rico, ¡como estamos muertos de hambre literalmente!…”  El gobierno de Venezuela no puede seguir jugando a “la gallinita ciega” y si quiere jugar, debe entonces escuchar y guiarse por las voces que claman y al escuchar,  “atrapar”, intentar por lo menos resolver el problema en el que él mismo se ha metido. Y esas voces no son otras que las del propio pueblo venezolano, a decir del Gobierno Bolivariano, su razón de ser.  ¿Quién no se conmovió con la anciana de 84 años que llora, en una fila, esperando su turno para poder comprar “lo que haiga” porque tiene hambre?

Ver: ¡Conmovedor! Abuela de 82 años rompe en llanto por las colas y la escasez (+Video)

¿Acaso el gobierno no sabe las horas que bajo el sol y la lluvia permanecen hombre, mujeres y hasta niños, para comprar los artículos de primera necesidad que faltan en casi todos los hogares de Venezuela?

¿De qué conspiración nos habla Sr. Maduro? ¿De qué revolución?… La única conspiración que conocemos es aquella que llevó a la quiebra a más de 77 mil empresas, en todo el territorio nacional, a causa de las medidas económicas proferidas por su gobierno. Sin contar las industrias que ayer fueron productivas y hoy solo son un recuerdo comoAceite Diana, Lácteos Los Andes o Agroisleña, por mencionar solo algunas. La única revolución que los venezolanos estamos viviendo, es ¡La revolución del hambre!. Pero la cosa no para allí,  porque esta tragedia tiene otras aristas no menos importantes, como la escasez de medicamentos que ya supera el 70 por ciento. Acaso pensó usted que alguna vez fuera posible, que un venezolano se viera obligado a recurrir a inmunosupresores veterinarios para salvar un riñón trasplantado. “Es humillante”, le dijo Kevin Blanco a lanación.com mientras les mostró la caja de pastillas para animales a las que tuvo que recurrir, por no encontrar el medicamento que evita el rechazo de órganos por trasplante.

Espeluznante, aterradora, dramática, escalofriante, estremecedora…son adjetivos que pudieran ayudarnos a describir la realidad de Venezuela, por más que Federico Gana, profesor chileno que en mi época de estudiante de Comunicación Social, al enseñarnos Redacción y Estilo, insistiera en que adjetivar para describir, no era necesario. Mi querido profesor, con todo respeto quisiera decirle que hoy, al no utilizar los adjetivos para describir el día a día de los venezolanos, ¡correría el riesgo de no ser exacta con esa descripción!

Y para terminar, quisiera agregar una postdata de una carta aún no escrita a la oposición… Señores todos, la dimensión del mal que aqueja a Venezuela es tal, que lo único que exige el país nacional a quienes decidieron levantar las banderas de liderazgo y conducción es…RESPONSABILIDAD! Consciencia del momento y del compromiso que demanda el devenir de la historia. No sabríamos perdonar, que no se entendiera lo que bien definió María Corina Machado refiriéndose al 6 de diciembre…”No es una lucha electoral, es una lucha existencial”.