Lunes, 25 de Septiembre del 2017

 

dona

Usted está aquí: Home Vida Analistas Colombia al día

Download Template for Joomla Full premium theme.

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Online bookmaker bet365

andresgranadilloAndrés Granadillo G.

Colombia al día

Desde Bogotá, Colombia

De saltimbanquis y políticos

No es fácil salir a las calles y encontrarse con unas desigualdades que avergüenzan, que hacen preguntarse si realmente vamos para algún lado, si simplemente sobrevivimos a un caos al que estamos acostumbrados o si algún día si estallará la revuelta de aquellos colombianos sin oportunidades, que piden plata en los semáforos vestidos con disfraces cada vez más ingeniosos o de saltimbanquis lanzafuegos que en las noches hacen que nos sorprendamos con sus luminosas bocas centelleantes.

Leer más...

Voto sí al proceso de paz

Es increíble ver cómo el pensamiento guerrerista se ha tomado las cabezas de jóvenes que prometían cambiar el mundo, aquellos del verano del 68 en París nunca se imaginaron aburguesarse y clamar por la continuidad de la guerra o peor aun nunca se imaginaron que después de haber luchado por la libertad de pensamiento, sus hijos iban a ser aquellos cuervos que les iban a sacar los ojos.

Y es que las cosas siguen estando absolutamente polarizadas, sin punto de unión, siendo los culpables de este fenómeno los mismos políticos que no piensan en país sino en intereses particulares, personas que tienen más negocio en la guerra y que abogan porque nos matemos los unos a los otros como si sus hijos algún día fueran a tomar un fusil y fueran a defender a la tan mentada patria. No, los hijos de los guerreristas comandarán desde los cuarteles la muerte de los pobres, aquellos que solo sirven para poner votos en las urnas y que ayudan a perpetuar en el poder a esta clase dirigente que no nos merecemos.

El país debe unirse en torno al proceso de paz, debe apoyar la iniciativa del cese de hostilidades, debe creer que en Colombia si se puede vivir sin violencia, que al país le va mejor si no existen las Farc, ni el ELN, ni el paramilitarismo, ni las Bacrim, que lo que nos gastamos en guerra sea invertido en infraestructura de colegios, educación competitiva para los pobres, maestros mejor pagos, hospitales con médicos bien formados, carreteras que conecten las regiones, cultura popular y no, medios de transporte efectivos y modernos, en fin, en las cosas que realmente importan.

Es mejor debatir desde las instituciones democráticas que armarse hasta los dientes e irse al monte, está visto por la experiencia de más de 50 años de violencia que en lo que termina todo es en desangre, en muerte, en olvido, en tristeza. Por esto, hay que apoyar el proceso, hay que apostarle a la paz (como dicen retóricamente algunos periodistas), pero no esa paz de papel y de firmas, sino aquella en la que de verdad nos reconciliemos los unos con los otros, en donde dejemos de matarnos por pensar diferente, en donde quepamos todos, en donde pueda existir la diferencia, en donde una minifalda sea el titular de los periódicos por lo que representa políticamente y no por causar violaciones de los machistas más recalcitrantes así sea por obra, palabra u omisión.

Necesitamos ese país de construcciones, por supuesto nadie dijo que iba a ser fácil, para poder ganar hay que ceder un poco. El postconflicto sin las reparaciones, los perdones y el no olvido son el talón de Aquiles del proceso. De todos depende que no estemos condenados a repetir la historia.

País Inmutable

El país parece atravesar una de las más grandes crisis políticas de los últimos tiempos, lo que no recordamos es que venimos en un declive constante que ha durado por  lo menos más de cincuenta años.

Leer más...

No más procurador

El señor Alejandro Ordóñez abusa de su poder sin el menor reparo, cada vez que en  sus cruzadas alguien quiere interponerse sale con su espada de justiciero medieval a acabar con el que se le atraviese como si de verdad estuviéramos en épocas del oscurantismo o de una inquisición neogranadina del siglo XVI. Sus cruzadas que ya son conocidas por muchos, van desde el impedir a toda costa el matrimonio homosexual, de perseguir a las mujeres que abortan y que están protegidas por la ley en tres casos específicos, de perseguir a los políticos que no son sus devotos o que se quejen de su pobre gestión como Procurador o a todo aquel que simplemente esté en desacuerdo con su política autoritaria y retrógrada y que esté al alcance de su pie para que con su zapato pueda simplemente aplastarlo como se extermina al más asqueroso
de los insectos.

Leer más...

Cortinas de humo

Después de las marchas sociales producidas por el paro agrario en Colombia no queda más que un sin sabor al ver que las protestas se ven enlutadas por actos violentos que no son otra cosa que cortinas de humo de los verdaderos conflictos que se tejen en el campo colombiano.

Leer más...