Lunes, 16 de Octubre del 2017

 

dona

Usted está aquí: Home Vida Analistas Esas “constituyentes”

Download Template for Joomla Full premium theme.

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Online bookmaker bet365

Esas “constituyentes”

Constituyentes - Twitter Nicolás Maduro

La instalación de la Asamblea Nacional Constituyente fue singularmente patética. Parecía que irrumpía el carácter vengativo y altanero al Palacio Federal Legislativo, cuando los integrantes del inconstitucional ente, no contentos con provenir de unos comicios irregulares, turbios y amañados, llegaron al recinto con cuadros que rinden pleitesía al culto a la personalidad, pusieron el himno nacional entonado por el gran causante de los males venezolanos y en medio de consignas y gritos asumieron sus escaños.

El director de debate se caracterizó por un ininteligible discurso que mezclaba grotescamente frases marxistas con argumentos absurdos de la guerra económica. Además, recurriendo a la espontaneidad y a veces a una torpe manera de contar anécdotas, le dio la palabra a Fabricio Ojeda, quien falleció hace unos cuantos años, para luego aclarar que estaba pensando en otra cosa.

La directiva también deja mucho que desear. La designada Presidenta, caracterizada por su destemplanza y mal manejo de los conceptos, mancilla el cargo y la dignidad que tuvieron hombres como Fermín Toro y Andrés Eloy Blanco, con la diferencia de que a ellos les correspondió encabezar constituyentes de verdad y no fraudulentos experimentos que no gustan a más del 80% de la población ni a más de 41 países. Los vicepresidentes también son figuras polémicas que distan del llamado a la conversación y al diálogo que tanto repite el régimen.

Ahora, en medio del tremedal que parecía apoderarse del recinto parlamentario cuando las adulancias al gobierno se aplaudían a rabiar, la alternativa democrática debe organizar sus ideas, mantener su discurso democrático y presionar para que el texto que aspiran aprobar sea inevitablemente llevado a referéndum, donde los demócratas nos negaremos a aprobar un remedo de la constitución cubana.

Dijimos muchas veces que el mundo no se acababa el 30 de julio y viendo la burla de la instalación de una asamblea cuyo fin no es otro que sembrar miedo, lo ratificamos, pues a final de cuentas, el espíritu de una sociedad que anhela vivir en paz, tal como lo dijo el 16 de julio en una jornada hermosa y magnífica, es indetenible.

Por: Luis Daniel Álvarez V.
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.