Jueves, 20 de Julio del 2017

 

dona

Download Template for Joomla Full premium theme.

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Online bookmaker bet365

Harina de grillo: ¿alimento del futuro?

cricket-796465 640

Dos científicos colombianos plantean una nueva opción para combatir la desnutrición en el planeta: harina de grillo.

La idea de hacer un platillo con esta harina no suena atrayente, pero podría ser una opción para combatir la desnutrición de poblaciones vulnerables de todo el mundo. Este concepto es más común en la cultura oriental que en la occidental, por la cuestión de comer insectos pero va ganando apoyo poco a poco, al menos por parte de entes oficiales como la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Diego Cruz, biólogo de la Universidad Javeriana, y Yovanna Serrato, microbióloga industrial de la misma institución, iniciaron este proyecto en 2015, cuando realizaban estudios de posgrado en España. Su investigación para determinar cuál insecto era el de mayor valor nutricional para los humanos fue financiada por la Unión Europea y con ella lograron determinar que el grillo es uno de los que tienen más beneficios alimenticios.

En el caso de la harina de grillo en la que trabajan, cada porción tiene 65 % de proteína animal, por lo que es un sustituto idóneo para las carnes rojas. Su idea, aseguran, es enseñarles a las comunidades de escasos recursos a cosechar grillos y el proceso para hacer harina con ellos.

“Fueron dos años y medio de estudios para llegar donde estamos. Este producto tiene un costo ambiental mucho más bajo que cualquier otro que se base en animales y, además, su valor nutricional supera todo tipo de alimentos.”, indicó Serrato.

La eficiencia de los recursos naturales y la sostenibilidad también son una motivación para desarrollar productos de este tipo. Los estudios realizados por Cruz y Serrato revelan que producir la misma cantidad de proteína con harina de grillo, en comparación con otro tipo de carne, emite un 85 % menos de gases de invernadero, se consume 1.000 veces menos agua y se requiere 10 veces menos espacio.

Respecto a los beneficios de consumir productos hechos con harina de grillo, Cruz señaló que su ingesta, en sustitución de otras fuentes de proteína animal, reduce el riesgo de padecer enfermedades derivadas del consumo de carne, porque en la cadena evolutiva el humano está más alejado de los insectos. Asimismo destacó que en la crianza de grillos no se emplea ningún medicamento u hormona que puedan afectar la salud del consumidor.

Sobre el proceso de producción los científicos explicaron que se “cosechan” grandes cantidades de grillos, se sacrifican a través de un proceso de descenso gradual de temperatura con el que entran en estado de hibernación para que no sufran, se clasifican, se deshidratan y posteriormente se pulverizan hasta formar la harina.

Queda por ver si la harina de grillo ganará aceptación en la sociedad occidental.

Por: Jessica Villar

Fuente: El Espectador

Foto: Pixabay/Grillo