Sábado, 23 de Septiembre del 2017

Telocuentonews

 

dona

Download Template for Joomla Full premium theme.

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Online bookmaker bet365

Felix Seijas: La gente no solo quiere cambiar al presidente sino a un sistema

IMG-20170422-WA0022

De acuerdo al analista político el Gobierno ha sentido la presión nacional e internacional y es por ello que ha respondido con la Constituyente

 

Al haberse cumplido más de un mes de protestas en Venezuela el saldo no es alentador: 36 muertos, más de 1300 detenidos y una cifra de heridos que no para de aumentar conforme pasan los días producto de la represión a las manifestaciones convocadas por la oposición. El símil entre las protestas de 2014 ha estado en la opinión pública. Sin embargo, de acuerdo al analista y presidente de la encuestadora Delfos, Félix Seijas, existen disparidades importantes entre estas manifestaciones y las de hace tres años.

¿En qué se diferencia el movimiento La Salida de las manifestaciones recientes?

La primera diferencia y quizás la más importante es que la oposición es mayoría. Estamos hablando de que si fuésemos a elecciones en este momento un candidato de la oposición contra uno del oficialismo esto terminaría en no menos 60 a 40 a favor de la oposición. Otra diferencia es que la comunidad internacional ha hecho fuertes críticas al gobierno del presidente Nicolás Maduro en el terreno de los Derechos Humanos, la institucionalidad y la democracia.

¿Y en cuanto a las personas que salen a manifestar?

En este caso la diferencia es la decisión y convencimiento de la gente en lo que está haciendo y por qué está en la calle. La consigna en 2014 era "Maduro vete ya", porque en esa oportunidad la idea era salir del Gobierno. Por ssupuesto que esa sigue siendo la consigna hoy día, pero ahora es algo más profundo, la gente sale a la calle a manifestar no solamente porque quiere cambiar al Presidente sino que además quieren cambiar a un sistema económico completo que ha llevado a la ruina del país. Esa idea simplista de que la situación de Venezuela se puede arreglar con llenar loa anaqueles de comida o con darle dádivas a la población es incorrecta y esto sobre todo clase D y E, lo ha entendido bastante bien. La exigencia de la gente es cambiar el sistema en lo profundo porque la producción está muy golpeada y las personas entienden que sin empresarios saludables la economía no puede resurgir.

¿Cómo ha sido el rol de la oposición?

La oposición ha actuado de una manera mucho más compacta, más decidida, su discurso es mucho más coherente y ha aprendido lecciones. Actividades como la que vimos el 06 de mayo, la marcha de las mujeres, por ejemplo, es un gran simbolismos, es algo difícil de reprimir, además manda un mensaje importante a la tropa que es quienes al final ejecuta las ordenes de represión: ahí están las madres, ahí están las hermanas, ahí están sus hijas y lo que vimos es que fue poca la represión.

¿Cómo mantener a las personas en resistencia pacífica?

Ese es el gran reto de los líderes de la oposición, las resistencias civiles y pacíficas, los movimientos no violentos en la historia han demostrado que tienen mucho más éxito que los movimientos violentos, de hecho la proporción es de dos a uno, el doble de éxito. Otra característica de los movimientos no violentos es que si se logra llegar a un cambio, si se logra una transición y de ella a la democracia, esta transición tiende a ser más estables en el tiempo, en cambio en los movimientos violentos las probabilidad es alta de que se revierta en el tiempo. Los movimientos no violentos no son una carrera de 100 metros planos, tampoco es una carrera de mediofondo, estamos hablando de largas distancias, es oponerse al poder sin caer en la violencia, sin enfrentarlo. En el mundo yo no he visto el primer caso en el que civiles logren derrotar a un ejército, por lo tanto una manera de poder es dentro de la no violencia. El gran reto de la oposición es mantener una resistencia civil no violenta y para ello hace falta conocimiento, hace falta estructura, hace falta convencimiento, esto no es sencillo sin embargo el liderazgo político ha mantenido la astucia.

¿Cuál ha sido la estrategia del Gobierno?

El Gobierno precisamente ha usado la represión para decirle a la gente: hay un costo salir. Hace unos días vimos una represión en Altamira que comenzó antes de que la gente saliera hacia el destino de la marcha, que en este caso era la Defensoría del Pueblo, allí hubo heridos y un muerto. La resistencia pacífica tiene su ventaja de que en la medida de que la cosa es menos violenta entonces la gente se va sumando y en la medida en que es más violenta el que está reprimiendo queda poero parado ante los ojos del mundo, es mucho más fácil la adhesión de la comunidad internacional y al final, si la presión continua y no cesa la presión de calle, esto puede terminar generando en el bloque de poder en algún tipo de fisura.

¿Qué está pidiendo concretamente la gente?

La llave para que todo esto termine la tiene el Gobierno, se están pidiendo elecciones, la gente está pidiendo votar y no se está exigiendo nada que este fuera de ley. El año pasado se intentó convocar un Referendo Revocatorio y sabemos de qué manera fue cercenada esa petición, también tenemos pendiente las regionales cuyo período se venció el año pasado. La gente quiere elecciones y el Gobierno las está negando.

¿Que se ha logrado?

La presión interna y externa del Gobierno tiene que ser algo terrible porque por algo ha buscado ganar tiempo y ha buscado dar algún tipo de respuestas a esas actividades de calle con una convocatoria a una Constituyente, pero se está convocando de manera incorrecta porque para cambia y refundar el país alegando el poder originario pues es el mismo pueblo el que debe pedir cambiar la Consitución y no una propuesta del presidente. Ellos tienen la vía para salir de esta situación a través de elecciones con condiciones justas para todos los que participen en ella pero el Gobierno no va a ceder porque no está dispuesto a perder.

Aquí el juego se destrancaría cambiando las condiciones: mentiras tu tienes un régimen que el costo de su salida es altísimo y el costo de reprimir es bajo, entonces no tiene incentivo de salir del poder como hasta ahora pareciera que ha sucedido, hay mucho personajes del Gobierno que prefieren atrincherarse porque el costo de salida es alto.

Por otro lado, y aquí la comunidad internacional tiene un peso importante, una opción sería bajarle el costo de salida a algunas personas, no a todas se puede, pero hay personas del bloque de poder y bloque militar a quien se les puede bajar el costo de salida y de esa manera se las lealtades a caer. Si en cambio se mantiene un discurso en el que nadie se salva lo que produce es que se compacten los grupos de poder y es mucho más difícil el cambio.

 

Jesenia Freitez Guedez / @Yceg

Foto: Archivo TLCN