Sochagota como ideal

0

Frente a las plácidas aguas de la laguna de Sochagota se erigía el tiempo con prestancia. Junto a ello, la atmósfera mágica estaba impregnada por el legado de la batalla de Pantano de Vargas -en la que el coronel Juan José Rondón salvó a la patria- y por el excelso efluvio de la batalla de Boyacá en la que el genio de Bolívar y la determinación de Santander derrotaron en el puente a las tropas españolas y lograron llegar a Bogotá, iniciando la ofensiva final de la independencia hispanoamericana.

Sochagota, bañando Paipa con sus aguas termales, congregaba a las máximas representaciones de dos países que de la mano daban pasos firmes hacia la democratización y el desarrollo. Aquel 9 de agosto de 1969, Carlos Lleras Restrepo de Colombia y Rafael Caldera de Venezuela firmaban en el histórico sitio -ciento cincuenta años después de la gesta libertaria- una declaración que ratificaba la necesidad de encontrar una solución al problema limítrofe.

Más que eso, era la muestra de madurez alcanzada por ambas naciones en las que las libertades se transformaron en estandartes de esperanza y donde los partidos políticos con plena capacidad de acción, la libertad de prensa y la equidad e igualdad de oportunidades, eran constantes y referentes para otras naciones que anhelaban también vivir en felices sociedades democráticas.

Cincuenta años después, las aguas de la laguna de Sochagota siguen bañando a Paipa y el aroma de libertad del Pantano de Vargas y del Puente de Boyacá sigue impregnando el ambiente. Pero hay cosas que han cambiado dramáticamente. Mientras Colombia da pasos acelerados para convertirse -pese a los problemas y deudas pendientes- en una nación del primer mundo, Venezuela afronta horas aciagas y vive una realidad de tinieblas y dolor.

Estamos en un punto en el que la problemática no es solo venezolana. Cada momento que pasa el drama aumenta y millones de venezolanos llegan a Colombia -y a otros países- a subsistir en medio de penurias, mientras se genera en algunos sectores un lenguaje de xenofobia que atenta contra la dignidad. Urge recuperar la democracia en Venezuela para que nuevamente, las naciones se den la mano y marchen hacia el progreso, como hicieron hace cincuenta años en frente a la laguna de Sochagota.

 

luis.daniel.alvarez.v@gmail.com
@luisdalvarezva

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más