Reverenciando a Punto Fijo

0

El 2018 es un año que sirve de base para celebrar y conmemorar diversos acontecimientos que marcaron la historia republicana de Venezuela. Se cumplieron en febrero los 70 años de la llegada al gobierno del maestro Rómulo Gallegos, con la que se demostró que la voluntad ciudadana podía respetarse y el anhelo del sufragio universal, directo y secreto, era palpable. Próximamente se cumplirán también siete décadas del acontecimiento en el que la altanería castrense depuso al gran demócrata y maestro de letras que apenas meses antes había asumido la primera magistratura. También se celebran los 60 años de la irrupción democrática que expulsó vergonzosamente al tirano corrupto que mancillaba la dignidad nacional. De igual manera, el próximo 31 de octubre se celebra el sexagésimo aniversario del Pacto de Punto Fijo.

El gran acuerdo nacional, tristemente vilipendiado, es probablemente la pieza fundamental de la transición democrática venezolana, puesto que no sólo se dedicó a realizar un diagnóstico pormenorizado de lo que ocurría, sino que sentó las bases para trazar los elementos necesarios que garantizaron un gobierno de unidad nacional, bajo el respeto de las normas mínimas y de los preceptos democráticos.

Gracias al Pacto de Punto Fijo, logró Venezuela tener una democracia sólida, que durante 40 años garantizó que se satisficieran las más elementales necesidades y la población viviera en un clima de absoluta libertad y entendimiento, a la par de que se construía un país que obtendría el pleno reconocimiento internacional y se erigiría como un modelo a emular.

El acuerdo fue el ejemplo predilecto para que sociedades que transitaban aciagas horas y caminos turbulentos, se percataran de que era posible creer en un futuro promisorio, que llenara de esperanza a las sociedades. Para que ello fuese posible era indispensable establecer reglas claras, distribuir tareas y pensar con criterio de país.

Urge reverenciar al Pacto de Punto Fijo, rendirle tributo y enaltecerlo, a sabiendas de que las sombras que tratan de engullir al país sólo se derrotarán con planteamientos concretos, criterios de Estado y nociones que garanticen salidas que se alejen de escenarios fantásticos e inalcanzables.

 

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más