Presupuesto público vs políticas públicas

0

Indiscutiblemente que para la realización y puesta en marcha de cualquier política pública es necesario contar con recursos económicos, y el cómo se invierten esos recursos económicos refleja las prioridades del gobierno, tal y como dice un viejo adagio: “dime donde pones tu dinero y te diré cuales son tu prioridades”.

El presupuesto público nacional es probablemente la herramienta más poderosa de un gobierno para plasmar su estrategia de país. Aún más, es el medio por el cual el Estado concreta la reasignación de recursos: los tributos e impuestos que pagan las personas y empresas se transforman en inversión dirigida a mejorar la calidad de vida de la población.

Esas prioridades del gobierno se reflejan en el presupuesto, que no es más que la previsión o cuenta de los gastos que se propone realizar durante un período anual, y los recursos calculados para financiarlos. Sin embargo, la cuestión del presupuesto no puede reducirse a eso. Los planes de inversión públicos reflejan de manera fidedigna las prioridades económicas y sociales de una gestión, y por lo tanto dicha prioridades deben reflejar el sentir de la sociedad e impactar de manera positiva en el desarrollo del país, sobre todo en los más vulnerables.

Pixabay

El definir bien las políticas y su buena ejecución fortalece la democracia y mejora la gobernabilidad, en el entendido de que se propicia el bienestar de las mayorías. Una parte fundamental del quehacer del gobierno se refiere al diseño, gestión y evaluación de las políticas públicas. Estas se han convertido en una herramienta que incorpora no solo los intereses del Estado, sino también de la sociedad mediante objetivos y acciones concretas para dar respuesta a problemas concretos.

La importancia del seguimiento y monitoreo al presupuesto radica en que no solo se definen los montos que requieren para sus actividades, sino que determinan claramente los productos que brindarán a la población, sean estos en tema de salud, educación, vivienda entre otros.

Es por eso que se deben establecer políticas públicas que tengan el adecuado sustento económico en los presupuestos y se puedan concretar a través de los planes anuales operativos y planes operativos institucionales que sean reflejo de los planes estratégicos y del Plan Nacional de Desarrollo.

Todo presupuesto tiene que contar con mecanismos transparentes que permita el seguimiento de parte de la sociedad para que dicha intervención se haga sobre la base de la transparencia en el manejo de los recursos del Estado, ya que en definitiva es la sociedad la receptora de toda políticas públicas.

De lo que se trata es de que los recursos estén bien focalizados, y sobre todo que su impacto contribuya a la mejora de la calidad de vida, por lo tanto la transparencia y la rendición de cuentas juegan un papel fundamental en la ejecución del presupuesto, y la sociedad juega un papel primordial para que esos recursos lleguen realmente donde tienen que llegar.

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más