Partidos políticos y políticas públicas

0

Hoy en día los partidos políticos asumen un papel fundamental en el fortalecimiento de la democracia y por lo tanto juegan (o al menos deberían jugar) un rol mucho más activo en la definición e incidencia de las políticas públicas.

Los partidos políticos son indispensables para garantizar la pluralidad democrática y ser portavoces de las necesidades ciudadanas. Giovanni Sartori sostiene que un partido es “cualquier grupo político reconocido oficialmente que participa en las elecciones y que es capaz de postular candidatos para cargos públicos a través de las elecciones”.

Sin embargo el mismo Sartori (2002) sostiene que además de la clásica definición de postular candidatos para las elecciones, los partidos participan en la articulación y representación de intereses, en la movilización y socialización de los ciudadanos, en la formación de gobiernos, así como en la formulación de políticas públicas.

Pero en lo que tiene que ver con la definición de políticas públicas, estas no siempre están vinculadas a las acciones del partido. Es decir una cosa se plantea desde el gobierno y otra desde la oposición, por lo que se requiere un proceso articulador entre la gestión política y la gestión de gobierno.

Es desde los partidos políticos que se llega a posiciones de poder, y por tanto desde allí se puede implementar e incidir en la formulación de esas políticas públicas, que a su vez son reflejadas en muchos casos en programas de gobierno.

Sin embargo, esta secuencia se pierde de vista al momento de implementar políticas públicas en el ámbito de lo estatal. El programa de cada partido debería ser un compromiso, un contrato con los votantes que lo respalden.

Existen diversas formas en que el Estado regula la vida partidaria. El financiamiento y la selección de candidatos son las más comunes, pero no las únicas. Puede haber otro tipo de reglamentaciones que inciden decisivamente en la actividad de los partidos.

Por ejemplo, los requisitos con que se otorga la personería jurídica o se aceptan las postulaciones de los candidatos, el nombre del partido, las cuotas de género en los cargos, la participación de jóvenes, las fechas de elecciones internas y generales, líneas de capacitación etc.

Además de esas atribuciones sería bueno preguntarse ¿qué pasa con las propuestas programáticas? ¿Cuál es el rol de los partidos políticos para garantizar el cumplimiento de la agenda que prometen a sus electores? ¿Existe una vinculación de los partidos con la sociedad? ¿Hasta dónde son responsables los partidos de la insatisfacción ciudadana con respecto a la forma en que interpretan su compromiso representativo?

En realidad hay preguntas que no tienen una repuesta única. Debería ser motivo de preocupación y debate que el rol a jugar por los partidos políticos trascienda el elemento electoral.

De ahí la necesidad de repensar el rol a desempeñar por los partidos políticos en relación a las políticas públicas, entendiendo estas como las acciones o inacciones del Estado para solucionar ciertos problemas públicos.

Como agentes de intermediación entre el Estado y la sociedad, las agrupaciones partidistas pueden aportar bastante al momento de definición de políticas públicas que impacten de manera positiva a la sociedad como receptora de las mismas.

En los procesos políticos, y sobre todo en momento de campaña electoral, los partidos realizan acciones con miras a ganarse la simpatía del electorado, y por lo tanto hacen promesas de las que en muchos casos se desvinculan a la hora de tomar el control en la ejecución y definición de políticas públicas.

Es necesario que asuman un rol de intermediación entre el Estado y la sociedad, que se conviertan en un interlocutor clave para que la solución de las problemáticas de la ciudadanía pueda convertirse en políticas públicas, impulsadas por los partidos como actores claves en un estado social, democrático y de derecho.

Los partidos políticos no solo son maquinarias electorales que se activan en procesos de campañas políticas. Son también actores claves que pueden contribuir a la solución de problemas, y sobre todo a la construcción de ciudadanía.

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más