Militares, matrimonio y sexodiversidad

0

Dos cosas tienen en común los capitanes Daniel Hall y Vincent Franchino. La primera, es que ambos son pilotos de los legendarios helicópteros Apache. La segunda es que ambos son gays. Y se casaron. “Por amor al país, y del uno al otro”, tituló el New York Times.

La ceremonia se celebró hace exactamente un mes, el 13 de enero de este año, en la Capilla de Cadetes de la Academia Militar de West Point, en Nueva York. Son la primera pareja del mismo sexo y en servicio activo que se casa en la emblemática instalación militar.

La ceremonia fue celebrada por el reverendo Dawn Sangrey, un ministro universalista unitario. 150 invitados estuvieron presentes, la mayoría de ellos uniformados. Los contrayentes vistieron sus uniformes de gala y recibieron los honores que se les brindan a las parejas de oficiales que se casan.

El capitán Franchino declaró que ha sido “un camino con algunos baches”, según reseña el NYT.

La pareja se conoció justamente en West Point, lugar al cual regresaron para casarse, ya que ambos están asignados a las instalaciones de Fort Bliss en El Paso, Texas.

Según informa el sitio web de Fox News, esto ocurrió en 2009, cuando Franchino recién ingresaba al lugar y Hall ya era un senior.

Su primera cita fue en febrero de 2012 en la ciudad de Washington, meses después de haberse derogado la política conocida como “Don’t ask, don’t tell”, que prohibía que cualquier oficial de orientación distinta a la heterosexual lo diera a conocer en el seno de las fuerzas armadas estadounidenses, y también evitaba que sus superiores iniciaran cualquier tipo de investigación al respecto.

Esta política estuvo vigente desde 1993, por iniciativa de Bill Clinton, y en su momento sirvió para que miembros de la comunidad sexodiversa pudieran servir en las fuerzas armadas sin temor a ser perseguidos, aunque ello implicaba esconder su condición. Anteriormente y desde 1942, estaba expresamente prohibido a los homosexuales pertenecer a ellas. Si alguno era descubierto en servicio, era sometido a expulsión deshonrosa, una práctica que data de la misma guerra de independencia, cuando el teniente Frederick Gotthold Enslin fue expulsado con deshonor en 1778, por “sodomía”.

Un largo y difícil trecho se ha recorrido desde entonces y esta pareja ha roto prejuicios, como muy pocas otras. Después de todo, como dijo el capitán Hall en sus declaraciones al a la prensa, tripular helicópteros Apache “es cosa de machos”.

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más