Más de 700.00 rohinyás siguen siendo refugiados con un futuro incierto

0

Ha pasado un año desde que más de 700.000 miembros de la comunidad rohinyás, una minoría musulmana, huyeran de Birmania debido a una gran represión por parte de su propio gobierno y se instalaron en un campamento de refugiados en Bangladés.

El futuro de esta minoría musulmana de Birmania sigue siendo muy incierto por la falta de recursos para atender las necesidades de los campos de refugiados y de voluntad política para respetar el acuerdo de repatriación.

El 25 de agosto de 2017, el ataque de rebeldes rohinyás contra puestos fronterizos desencadenó una sangrienta represión del ejército birmano contra esta minoría, que la ONU calificó de “limpieza étnica”.

El gobierno birmano aceptó en enero la repatriación de los rohinyás. Pero ocho meses después, este acuerdo, firmado con el ejecutivo de Bangladés, sigue sin ser aplicado y menos de 200 rohinyás regresaron a Birmania.

Birmania deniega la ciudadanía a esta minoría musulmana desde 1982, privándoles así el acceso a la educación y a la sanidad.

Fuente: El Espectador

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más