Madres de abril

0

Nicaragua continúa viviendo gran convulsión social y política, agravada este 30 de mayo cuando una manifestación pacífica muy concurrida desarrollada en Managua, fue atacada por fuerzas policiales dejando solamente este día 16 fallecidos y elevando el saldo total de víctimas al menos a 116.

La manifestación que fue convocada en apoyo al movimiento Madres de Abril, compuesta por mujeres que han perdido hijos o esposos en estas protestas, se celebró el día de la madre y contó con el apoyo de al menos 200 mil nicaragüenses. Cuando se desarrollaba el acto cumbre del evento irrumpieron las balas de los francotiradores que penetraron en los asistentes. De forma simultánea hubo ataques en otras zonas del país.

Cabe resaltar que estos eventos sucedieron el mismo día que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH, anunció la anuencia del Gobierno para instalar al Grupo Internacional de Expertos Independientes (GIEI), que se encargará de investigar los hechos de violencia cometidos desde el 18 de Abril, y apenas un día después que Amnistía Internacional presentara su informe titulado Dispara a Matar, en el que al igual que la CIDH, condena el uso de la fuerza extrema, revela que ha habido ejecuciones extrajudiciales y tortura, y pide el cese de la represión.

Por otro lado, el diálogo entre la sociedad civil y el gobierno está suspendido, luego de tres intentos en los que no se logró avanzar en los temas medulares sobre la democratización del país.

En este ambiente, donde se percibe un estancamiento y más bien aumentan las víctimas fatales y heridos, tanto el movimiento Madres de Abril como agrupaciones de la sociedad civil hicieron este viernes un llamado a realizar un paro nacional, a pesar de no contar con el total apoyo de la empresa privada.

Cabe resaltar que el país se encuentra desde fines de abril en un paro parcial, con tranques en las carreteras, desabastecimiento de alimentos en algunas ciudades, horarios de comercio reducidos, escuelas sin clases, ha habido aumento de delitos, cierre de hoteles y recorte de puestos de trabajo en general.

El Gobierno continúa sin aceptar responsabilidad sobre las muertes causadas por el uso de la fuerza extrema y su carta ganadora sería la visita de una misión de la OEA.

En el contexto de la formación del grupo de expertos GIEI, el presidente Daniel Ortega ha anunciado la destitución de Presidente del Consejo Supremo Electoral Roberto Rivas, pero cabe resaltar que Rivas fue sancionado el 21 de diciembre del 2017 por Estados Unidos, dentro de la Ley Global Magnitsky sobre responsabilidad de derechos humanos, y a pesar de ese señalamiento, a nivel local Rivas solamente había sido apartado de su cargo, manteniendo su salario e inmunidad.

A nivel internacional, el accionar de Daniel Ortega continúa siendo condenado por distintos países, provocando el aislamiento político de la nación.

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más