Lograr un sueño que repare y nutra tu cuerpo, tu mente y tu alma

0

Es sumamente importante para nuestra salud, física, psicológica y hasta espiritual, contar con unas buenas horas diarias de sueño reparador y profundo.

Para el cuerpo: Mientras dormimos, ocurren diversos procesos metabólicos importantes para el organismo, procesos de regeneración celular, el sueño además contribuye al buen estado del sistema inmunológico.

Para la mente: Quienes duermen bien tienen una mayor capacidad de concentración y efectividad en las tareas diarias.

Para las emociones: El mal dormir merma el control cerebral de las emociones y hace que uno reaccione con mayor irracionalidad.  O sea cuando no se duerme lo suficiente, disminuye el autocontrol, el cerebro pierde la capacidad de dar una respuesta adecuada a un estímulo negativo, es decir, que actuamos desde nuestro lado más primitivo, nos ponemos reactivos ante cualquier eventualidad.

Espiritualmente: Los sueños son herramientas súper útiles de guía para las decisiones de nuestras vidas y entender nuestros procesos. Durante el sueño, se recupera y procesa información valiosa, mientras dormimos, un alto % de nuestra alma sale del cuerpo para cargarse de la fuente infinita de luz, es como decir que nuestra alma va a la estación cósmica de gasolina, si no dormimos lo suficiente, no podremos hacer esa vital recarga para nuestro avance espiritual.

Tips para dormir mejor:

Restringe la ingestión de cafeína, controla el consumo de alcohol, ya que éste inhibe una etapa profunda del sueño. Si fumas evita hacerlo antes de ir a dormir. Cena ligero, dos horas antes de irte a la cama.

Prepárate un baño tibio, tómate una manzanilla, tilo, agua de lechuga, no uses medicamentos para dormir, son mortales para el cerebro y muy adictivos.

No veas películas de acción, terror o noticias como lo último del día, no solo porque costara mas conciliar el sueño, sino que esa energía será lo ultimo con lo que te conectes a nivel consciente. Y va a interferir lo creas o no, en esa conexión que dijimos con la fuente o si queremos aprovechar el sueño como guía en nuestras vidas.

Evita cualquier ejercicio o actividad física extenuante antes de ir a la cama.

Medita, has ejercicios de relajación, coloca música suave y relajante antes de dormir.

Haz oraciones que te proporcionen paz, sosiego, protección.

Haz un recuento del día, da las gracias y déjalo ir. Mañana será otro día para seguir resolviendo. En ese momento en que estás en la cama, ya no puedes hacer nada, y créeme si tienes un sueño profundo es mucho más útil para solucionar problemas que pasar la noche en vela. Prueba hacer una pregunta cuando estés en ese estado que casi estas dormido y verás cómo la solución viene a ti al día siguiente, si no pasa la primera vez, tranquilo, sigue intentando; llegará el momento, te lo aseguro en que, si logras tener un sueño profundo, tu alma irá a buscar respuestas y te las traerá de vuelta a la mañana siguiente.

La invitación es para que te tomes en serio estas recomendaciones y hagas tu propio ritual nocturno, que le dé la señal a tu cerebro que el día ya termino, y que es hora de consentirte en un sueño que repare y nutra al cuerpo, la mente y a tu alma.

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más