Live Aid: música para salvar vidas

0

Muchas han sido las voces que se han levantado luego de que el excéntrico y millonario filántropo Richard Branson, propietario de Virgin Records, anunciara su intención de organizar un concierto al estilo Live Aid en la frontera entre Colombia y Venezuela, con el objetivo de recaudar al menos 100 millones de dólares para ayudar a paliar la emergencia humanitaria compleja que afecta al segundo país.

Por un lado, hay quienes se suman incondicionalmente a la iniciativa; por otro quienes la critican por vislumbrar una intención política tras el telón de la solidaridad, y no faltan los que cuestionan la frivolidad de un concierto, hecho para bailar y disfrutar, que para ellos no está en consonancia con la gravedad de la situación venezolana.

¿Qué pasa en Venezuela?

Al menos tres millones de personas (de acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas) han protagonizado una diáspora que ya ha sido documentada como la migración más grande de la historia en un país sin guerra y el movimiento humano más grande de todos los tiempos en el continente americano.

Las cifras de pobreza crítica, desnutrición, retorno de enfermedades endémicas, mortalidad materna, neonatal, infantil y de pacientes con padecimientos crónicos, se han disparado de manera alarmante, lo que ha movido la solidaridad de hombres como Branson, magnate británico dueño de 360 empresas tan variopintas como una telefónica, una línea aérea o una televisora.

Luego de anunciar su intención inicial de recaudar 100 millones de dólares en ayuda para el que otrora fuera el país más rico de Suramérica, Branson agregó el propósito de “romper el callejón sin salida” que representa la negativa del mandatario Nicolás Maduro a permitir el ingreso de la ayuda humanitaria.

Luego, a través de su cuenta en Instagram, en una publicación en la que etiquetó a la influencer venezolana Lele Pons, apuntó que “no hay nadie más perfecto para ayudar a crear conciencia sobre el Venezuela Aid Live, un concierto benéfico internacional que tendrá lugar el 22 de febrero en Cúcuta, justo en la frontera con Venezuela. ¿Te vemos allá?”.

Con esto dejaba claro el otro elemento importante del concierto, al que ya se sumaron figuras como Juan Luis Guerra, Juanes, Ricardo Montaner, Peter Gabriel, Nacho, Fonseca, Diego Torres, J Balvin, Chyno, Miguel Bosé, Maluma, Carlos Vives, Carlos Baute y Alejandro Sanz, entre otros: crear conciencia sobre la grave situación de un país agobiado por escasez de alimentos y medicinas, hiperinflación y una represión que ha llevado a que por primera vez en la historia seis naciones presentaran una denuncia contra un gobierno ante la Corte Penal Internacional.

Carlos Vives (al centro) es uno de los músicos que se han sumado. Foto cortesía Alexandra Mora

¿Qué es Live Aid?

Pero ¿qué es un concierto “estilo Live Aid”, como propuso Branson? ¿Cuáles son los antecedentes de esta iniciativa?

En 1985, un reportaje de la BBC de Londres sobre la grave hambruna de Etiopía, por una sequía que ya llevaba dos años y había provocado la muerte de al menos un millón de personas, movió al músico Bob Geldof a trasladarse a África para verificar personalmente la situación. De inmediato se puso manos a la obra para organizar un gran concierto benéfico.

Así nació Band Aid, una agrupación de músicos que se sumaron en la canción Do they know is Christmas? (¿Sabrán ellos que es Navidad?) y en un par de multitudinarios conciertos simultáneos que recaudaron entre los dos más de 100 millones de dólares.

En Wembley, Inglaterra, la bienvenida la dieron los entonces príncipes de Gales Carlos y Diana, y luego unieron sus voces Sade, Spandau Ballet, Elvis Costello, Sting, Branford Marsalis, Howard Jones, U2, Dire Straits, Queen, George Michael, Elton John, The Who, Paul McCartney, David Bowie y el propio Geldof, entre otros.

En el John F. Kennedy de Filadelfia, el presentador fue Jack Nicholson, y se reunieron los talentos de Black Sabbath, Simple Minds, Madonna, Led Zeppelin, Eric Clapton, Mick Jagger, Tina Turner, Bob Dylan y Lionel Richie, entre otros.

Phil Collins alcanzó a estar en ambos conciertos, enlazando en Concorde para conjurar en cuatro horas las distancias entre Londres y Filadelfia.

Mientras en Inglaterra cerraban con Do they know is Christmas?, en Estados Unidos lo hacían con We Are The World, la canción coescrita por Michael Jackson y Lionel Richie para un disco benéfico del mismo nombre.

El objetivo de recaudación se cumplió, pero parte de la comunidad internacional y analistas cuestionaron en su momento que la ayuda fue utilizada por la dictadura comunista de Mengistu Haile Mariam para impulsar el desplazamiento de miles de personas hacia el suroeste del país, con fines de realizar una limpieza étnica.

@VenezuelaAid

Tal vez aprendiendo de esa lección, Branson ejerce presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro, y expresa su respaldo a las gestiones de la Asamblea Nacional y su presidente Juan Guaidó para lograr que varios de los países más prósperos del mundo ayuden con cargamentos de alimentos y medicinas que hoy permanecen en almacenes en diversos puntos de la frontera y el Caribe.

Así que la próxima vez que escuche que los problemas de Venezuela no se arreglarán cantando, recuerde que precisamente la música fue el granito de arena que muchos artistas del mundo consiguieron para ayudar a Etiopía en el peor momento de su historia reciente.

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más