La impronta de Gallegos

0

Rómulo Gallegos es uno de esos personajes que sirven para humanizar a Venezuela. Su vida está plagada de elementos que llevan a rememorar sobre el país que tuvimos y para soñar sobre la Venezuela que imperiosamente está por llegar. El pasado 2 de agosto se cumplieron 135 años del natalicio de quien más que un gran escritor, es la esencia de la voluntad popular y del triunfo de la civilización sobre la barbarie.

Su elección en 1947 permitió concretar el hermoso y sentido anhelo de que los venezolanos -independientemente de su condición educativa, económica o social- pudiesen regir sus destinos. Esa emoción -desafortunadamente tan lejana en estos instantes- de que una ciudadanía pueda definir sus destinos, es de por sí motivo suficiente para reivindicar la gesta heroica y valiente que tiene Gallegos para la sociedad.

No solo en lo político es el flamante expresidente una figura para enaltecer plenamente, sino que, en el plano cultural, tiene Gallegos una vasta obra que refleja la idiosincrasia -no solo venezolana, sino latinoamericana- y que retrata de forma magistral como se plantea una lucha constante entre el progreso y la condición de atraso. Sus novelas y cuentos deberían ser de obligatoria lectura en todos los niveles del sistema educativo.

Probablemente, su obra más conocida es Doña Bárbara, una apasionante historia en la que Santos Luzardo logra derrotar con determinación a Doña Bárbara y la estructura corrupta que la acompañaba. Luzardo, armado de leyes y convicciones, demuestra que la civilización se impone a la barbarie y que la legalidad y el estado de derecho terminan derrotando los abusos y atropellos de los poderosos.

El natalicio de don Rómulo Gallegos es una fiesta cívica que en un país con plenas condiciones de respeto a la dignidad y a la cultura se celebraría por todo lo alto. Se recuerda con ánimo una de las frases con la que cierra Doña Bárbara: “Desaparece del Arauca el nombre de El Miedo y todo vuelve a ser Altamira”. En la Venezuela actual, en la que la libertad está por imponerse, vale parafrasear al gran intelectual y político para decir que “desaparece del horizonte el nombre del miedo y todo vuelve a ser Venezuela”.

luis.daniel.alvarez.v@gmail.com

@luisdalvarezva

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más