La Era de Merkel

0

Angela Merkel ha sido reelegida. Esto la convierte sin duda en uno de los pocos constantes dentro de la Unión Europea. Las elecciones hicieron evidente, para quienes querían ignorar la verdad, que Merkel y su gobierno son bien recibidos y que la gente confía en ellos.

Se deben tener muchas cosas en cuenta, la realidad del continente europeo es una crisis económica extremadamente fuerte. Crisis que ha perjudicado a todas las personas y a todas las instituciones. Crisis que pareciera no terminar. Hace poco Holanda hizo recortes severos y en Portugal, España y Grecia el castigo es insoportable. Entre todo este drama: Alemania no ha sentido la recesión. La verdad, es que mientras toda Europa aplica recortes Angela Merkel presentó proyectos de inversión para el gasto social y apoyo a familias que se acercaba a los 30.000 millones de Euros. Merkel es la primera jefa de Gobierno que no ha sucumbido a la crisis.
La Unión Cristiano Demócrata, partido político al que pertenece la canciller Angela Merkel, sigue siendo el partido más fuerte del país, aunque sin una mayoría clara que le permita gobernar sin recurrir a una coalición. El problema es que su partido aliado, los liberales del FDP, no lograron el 5 por ciento necesario para tener representación parlamentaria, por lo que una nueva coalición con ellos resulta imposible.
Pero después de tanto auge y de ganar las elecciones de forma tan drástica cual es el paso a seguir? Los mercados financieros casi no han reaccionado a la abrumadora victoria electoral. Tanto la bolsa como el euro no mostraron cambios. Muchos de los actores económicos ya habían tenido en cuenta este desenlace, con lo cual estaban realmente preparados.
Sin embargo, uno de los problemas podría ser la formación de un Gobierno estable. Hay que recordar que le faltaron dos escaños para lograra la mayoría absoluta y su socio de coalición FDP (Liberales) no obtuvieron votos suficientes para continuar en el Bundestag. Y este hecho, el haber perdido a su socio de coalición, hace la situación un poco más complicada. Al menos en el sector empresarial. En efecto, perder a este socio de coalición es complicado. Los liberales le daban la mayoría en el Parlamento. En la actualidad post electoral la mayoría está conformada por partidos a la izquierda de los social y democristianos.
En el sistema de gobierno electoral la coalición es importante. Sin una buena coalición es más complicado gobernar. Esto sucedería si los otros movimientos con representación parlamentaria, como los ‘verdes’ y Die Linke, se unieran a los socialdemocrtas. Si esto sucediera tendrían 309 asientos. Pero Peer Steinbrück, jefe de los socialdemocratas, aseguró que eso no ocurrira dado que consideran que Die Linke, no estan capacitados para gobernar. Entonces, habrá que esperar para ver cual será el modelo de colaicón de los próximos cuatro años.
Por otro lado y hablando de temas tan importantes, todas las cosas hay que decirlas tal como son. Las elecciones alemanas son realmente importantes en Europa y para el Mundo. Pocas campañas electorales alemanas han atraído tanta atención desde el extranjero. Es simple: el futuro económico del continente depende, en buena medida, de lo que se haga Alemania. En los países vecinos, estas elecciones fueron vistas como “la votación que decidirá sobre el futuro de Europa”. Muchos de ellos cuentan con que vendrá un gobierno que modere las estrictas políticas en el manejo de la crisis europea, si es que se logra una Gran Coalición. Como canciller ha tenido que sobrellavar en sus gobiernos una de las peores crisis económicas de la Europa moderna, en la que varios países han tenido acogerse a paquetes de rescate. Gran parte de estos paquetes son financiados por Alemania. Entonces, conscientes del poder, la fuerza y la influencia en el continente, las reacciones fueron inmediatas. Francia felicitó a la jefa de Gobierno y dejó en claro que ponía de su parte toda la voluntad para  continuar la cooperación entre ambos países. Por otro lado, en España, nos todos estaban felices por los resultados.
Aun así, Angela se enfrenta en sus próximos 4 años a decisiones complicadas de tomar. Empezando por el hecho que desde hace años esta en contra de la emisión de deuda conjunta. Es una verdad absoluta: el próximo Parlamento alemán será reacio a nuevos paquetes de ayuda. La nueva Unión Europea es un poco más descentralizada en la que los socios alcanzarán acuerdos bilaterales antes de pasar por Bruselas.
Aunque, durante sus gobiernos el desempleo esta en sus niveles más bajos y la economía crece de forma constante y modesta quedan muchos temas pendientes. Algunos de estos temas son: el precio de la electricidad se está disparando, el deterioro de las infraestructuras, las ayudas  sociales y muchos ciudadanos consideran que el sistema de salud es injusto, pues los clientes de aseguradoras privadas reciben mejor tratamiento que los pacientes de las cajas públicas de salud.
En todo caso, la realidad es simple: Angela Merkel es canciller por tercer vez consecutiva. Y, pareciera que representa casi todo el espectro ideológico de los partidos democráticos alemanes. Ella aprendió en uno de sus gobiernos anteriores lo que en realidad esperan los alemanes en tiempos de crisis: pocos riesgos y nada de experimentos.
La gente la ve como una mujer sencilla. Es divorciada. Todos los viernes va al supermercado. Seduce a todos con su sencillez diaria y austeridad a la hora de gobernar. Para todos los escépticos, solo hay una verdad, por más incomoda que les resulte: estamos viviendo la Era de Merkel.
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más