Hablando de transiciones

0

En las épocas más oscuras que atraviesan los Estados, se hace pertinente la necesidad de invocar a figuras que puedan llevar adelante procesos de transición que mitiguen el drama de lo acontecido y sirvan para tender puentes hacia eras de transparencia y crecimiento. Han de ser figuras de experiencia y que se alejen totalmente del criterio del revanchismo y el odio. No son vengadores, por el contrario, son actores que tienen que buscar que impere la justicia y se llegue a salidas constitucionales.

Tal día como hoy estuviese cumpliendo 82 años el emblemático dirigente peruano Valentín Paniagua, un notable académico y político a quien le correspondió la importante tarea de llevar adelante no sólo un nuevo gobierno, sino una etapa que tenía que superar al oscurantismo fujimorista con miras a sembrar nuevos valores y hacer que la transición hacia la democracia no fuese trágica.

Logró Paniagua rodearse de figuras emblemáticas como el notable Javier Pérez de Cuéllar, para que el tránsito fuese comedido y, sin dejar de buscar que los que perpetraron los horrores pagaran, no se desbocaran los ánimos, impidiendo que se alcanzara el objetivo supremo de lograr eras fructíferas y diametralmente distintas a la pesadilla experimentada en la etapa que terminaba.

Consiguió Paniagua cobrar la mayor venganza, sin que para ello se ensangrentara el país, logrando que Perú llegara a unas elecciones transparentes y autónomas que pueden considerarse la mayor de las bofetadas al viejo régimen depuesto, que había sido encabezado por un presidente que repentinamente abandonó el cargo durante una gira y renunció a través de una comunicación enviada por fax.

Paniagua es uno de los ejemplos predilectos de lo que debe ser una transición a un régimen que aspire mejores sociedades, y que logre controlar las pasiones para que se cumpla el objetivo supremo, que no es otro que la democratización plena. Su actitud y su manera de ser rompen definitivamente con la imagen de altanería de Fujimori y lo sitúan en la historia como la figura capaz de permitir que su país diera el paso necesario a la libertad.

luis.daniel.alvarez.v@gmail.com

@luisdalvarezva

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más