Fortalecer los partidos es fortalecer la democracia

0

Nadie pone en cuestionamiento que la democracia, tanto en la República Dominicana como en los países que la practican, se nutre de los partidos políticos.

Es decir, los Partidos Políticos juegan un rol protagónico como sustento de un sistema democrático, por lo que su fortalecimiento es fundamental en un Estado Social y Democrático de Derecho.

La Constitución Dominicana, en el Artículo 216, les confiere a los Partidos, Agrupaciones y Movimientos Políticos, el deber de garantizar a los ciudadanos la participación en igualdad de condiciones, y así contribuir con el fortalecimiento del sistema democrático, base sobre la cual se sustenta el Estado. El sistema de Partidos Políticos dominicano está regulado por la Ley Electoral 275/97, promulgada el 21 de diciembre  de 1997. El órgano que los supervisa y les otorga el reconocimiento para su accionar en la sociedad es, la Junta Central Electoral.

Los  Partidos Políticos son el vehículo a través del cual se ejerce la democracia representativa en la República Dominicana. Es a través de estos que los ciudadanos pueden presentar propuestas para los puestos de elección popular, por vía de consecuencia, el poder para encauzar y materializar las aspiraciones y los sueños  de los ciudadanos que esperan una sociedad más justa y equitativa.

Pixabay

Es por ello que se hace necesario contar con estructuras partidarias que respondan a los nuevos tiempos, donde los mecanismos de elección y de participación sean democráticos, donde impere la justicia y el respeto a los derechos adquiridos por la militancia, lo que permitirá la legitimidad de las autoridades que habrán de dirigir los destinos del país. Los Partidos Políticos tienen que crear mecanismos de participación con sus militancias, y  de manera muy especial mantener un vínculo muy estrecho entre partido y sociedad.

Una gestión de gobierno conducida por entidades políticas que no respetan las decisiones internas de su organización da signos claros, que extrapolarán esas mismas conductas y su accionar desde el poder a las instituciones que les correspondan  dirigir. Sus actuaciones estarán en coherencia a las prácticas aprendidas y permitidas desde sus organizaciones.

De ahí la necesidad de contar con entidades que propicien el bien colectivo, donde se anteponga el interés de las mayorías e impere la pluralidad. Cuanto más se ejercita la democracia a lo interno de las agrupaciones  políticas, mayor calidad tendrán  los actores que participan en la vida política, lo que dará como resultado hombres y mujeres con sentido de la responsabilidad de la función pública.

En la actualidad, el Sistema de Partidos en la República Dominicana  cuenta con 23 Partidos Políticos y  tres Movimientos (dos provinciales y uno municipal), los cuales están reconocidos ante la Junta Central Electoral.

Es necesario renovar e inyectarle a esas instituciones sangre nueva: el relevo generacional que debe darse de manera natural en todo órgano. En los partidos dominicanos este cambio no se ha producido, lo que ha dado lugar a que las generaciones jóvenes se sientan desvinculadas de los mismos, y manifiesten desafección por la vida política.

Desde los Partidos Políticos es necesario contribuir a un mejor país,  donde pueden jugar un rol de intermediación entre Estado y Sociedad, tener  partidos fuertes accionando sobre principios y valores democráticos: es lo que la sociedad espera y lo que la ciudadanía demanda.

 

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más