Noticias de Latinoamérica y el Mundo

Fernanda Fuentes: la primera chef chilena que gana una estrella Michelin

0 841
“Necesito alguien
que me parche un poco
y que limpie mi cabeza
que cocine guisos de madre
postres de abuela y torres de caramelo” 

Esa canción del dúo argentino Sui Generis, “Necesito”, podría describir perfectamente a la chilena Fernanda Fuentes, licenciada en Administración en Producción Gastronómica, mención Cocina Internacional, que recientemente se convirtió en la primera chef de su país homenajeada con la prestigiosa estrella Michelin, símbolo universal de excelencia en la gastronomía.

De hecho Fernanda, que administra la cocina del Nub Restaurante de Tenerife junto a su esposo, el chef italiano Andrea Bernardi, confiesa que es una de las canciones con las que se identifica. ¿Cómo inicia su carrera en el mundo de la gastronomía? ¿Qué le motiva a hacerlo? ¿Cómo se vive esa experiencia? Son preguntas que pueden tener un sinfín de respuestas según los ojos desde los que se mire.

Todo comenzó en la cocina familiar. Desde muy pequeña siempre estuvo allí con sus abuelas, Cecilia y Martha. Con la primera aprendió lo relacionado con la cocina salada. Con la segunda, exploró el mundo de la pastelería.

“Son ellas las culpables de lo que me ha gustado, cocinar. Si quieres comer bien ve a la casa de los Fuentes”, suelta Fernanda.

A sus  34 años de edad, tiene su plan de vida armado. Cocinar, aunque para ella tiene un significado muy amplio, lo define como un modo de vida del que está enamorada, un proyecto que emprendió con su esposo Andrea, en cuya práctica fue estudiante. De él ha aprendido todo.
“Andrea me ha enseñado a ser la mujer que hoy día soy en la cocina”, explicó.
Una estrella Michelin
El gran momento llegó el 22 de noviembre, en los espacios de Nub Restaurante en San Cristóbal de La Laguna, Tenerife. Once restaurantes portugueses y españoles fueron reconocidos en esa oportunidad con la estrella Michelin.
Fernanda estaba distraída tomando algunas fotos. Escuchó que habían mencionado al Nub dos veces durante la gala, pero el reconocimiento no dejó de ser una sorpresa.
“Nos enteramos en el momento, cuando se posa la estrella en las Islas Canarias, Tenerife. Fue una experiencia maravillosa, inolvidable, es la satisfacción y la confirmación de un trabajo bien hecho, por esas horas de dedicación de la cocina, por la pasión”.
Cuando se habla de Michelin se hablan de expertos, nadie más que ellos pueden decir si esta haciendo bien, obviamente basándose en la guía.
Fuentes explica que la clave del éxito del restaurante está en el “el amor y la pasión que le ponemos a lo que hacemos. Mimamos muchos a nuestros clientes y eso lo agradecen”.
La gastronomía
Fernanda define la suya como “una carrera muy bonita de mucho sacrificio. Lo que se tiene que saber es que se trabaja demasiado. Son muchas horas las que uno debe estar de pie, pero sin trabajo, sin esfuerzo no hay recompensa”.
“La cocina no son fotos, no son selfies cocinando, esa no es la verdadera gastronomía. La gastronomía es estudiar, es estar en silencio trabajando de manera constante y con mucho esfuerzo”.
La nueva estrella chilena de las cocinas no duda en invitar a todas las personas a que incursionen el “mágico mundo de la gastronomía”.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada