Félix Seijas: “Las neveras vacías potencian las ganas de luchar por el cambio”

El estadístico y director de la encuestadora Delphos, Félix Seijas, asegura que "lo sucedido con Leopoldo López es un golpe para Maduro y Diosdado"

0

El pasado 30 de abril el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, madrugó al país con la liberación del líder político Leopoldo López. Tras dos días álgidos de manifestaciones, el saldo, como suele ser en estos casos, fue negativo. Según el Foro Penal desde el pasado martes ha habido 4 personas asesinadas, 240 detenidas y más de 300 heridas, algunas de ellas con armas de fuego.

El país vive un momento de furor por el cambio, pero al mismo tiempo de incertidumbre, en la que líderes como López aseguran que el gobierno de transición está a pocas semanas de ser un hecho.

El estadístico y director de la encuestadora Delphos, Félix Seijas, hace una lectura del conflicto y señala que la oposición busca llevarlo a otro nivel con estrategias que no se quedan solo en concentraciones y manifestaciones. Además, opina que todavía la comunidad internacional, coordinada, puede mantener la presión.

¿Cómo llamaría a lo sucedido el 30 de abril? ¿Es un plan bien armado de la oposición o se nota improvisación?

Una apuesta por acelerar las cosas, seguramente basado en elementos que no se dieron como se había previsto. Sin embargo nadie ganó ese día. A Nicolás Maduro y Diosdado Cabello se les fugó el preso más importante, la joya de la corona, que es  Leopoldo López. Además, vuelven a enfrentar una nueva prueba pública de la frágil situación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

La oposición, por su parte, llama a la gente a apoyar un movimiento diciendo que los militares están de su lado, pero no pasan del Municipio Chacao. Maduro sigue en Miraflores y Leopoldo López termina refugiado en una embajada.

El venezolano no es adepto a los paros y ésta fue la propuesta inmediata de Guaidó ¿Es una estrategia para medir fuerzas o para medir capacidad de respuestas?

Creo que es un intento por escalar el conflicto más allá de concentraciones y marchas. Una forma de mostrar algo más, que hay un plan que se está transitando. Las posibilidades de éxito de este componente es incierto.

El venezolano no solo lleva la carga de una crisis política y social, por eso, ¿Hasta qué punto se puede responder a un llamado con la nevera vacía y con fallas en los servicios?

Si existe la esperanza de que el cambio es posible, las neveras vacías potencian las ganas de luchar por el cambio. De ahí el reto de mantener el ánimo alto, de administrar las expectativas con maestría.

Ahora, en un entorno de hambre y represión por grupos armados como lo son los colectivos es muy difícil articular manifestaciones de protesta.

La comunidad internacional ha jugado un rol importante en este proceso. ¿Todavía pueden dar más los aliados y el Grupo Lima?

Sí pueden. Hay que ser creativos en los mecanismos de presión. Hay que avanzar y coordinarse: el Grupo de Lima, la Comunidad Europea y Estados Unidos. El balance geopolítico podría cambiar en algún momento, como ocurrió con el apoyo de México. Hay elecciones en Argentina, Canadá y en países europeos.

Marco Rubio, Mike Pompeo y John Bolton han asegurado que Maikel Moreno y Padrino López negociaron con la oposición ¿Esto podría ser una estrategia para dividir al chavismo o efectivamente cree que hubo negociación?

Es difícil decirlo, porque hay elementos para pensar que sí como para pensar que no, sin embargo esto último parece más verosímil. Por ejemplo, ¿si existían esas negociaciones, por qué quemar los barcos de esa manera? Una estrategia puede ser sembrar la duda dentro de las filas de Maduro, debilitar la confianza. Jugar al “dilema del prisionero”.

¿Qué es lo que mantiene a Maduro en el Poder, además de la fuerza militar?

Una red que se beneficia del poder y que por necesidad se mantiene cohesionado. También la mano cubana metida en la FANB y que disminuye la posibilidad de articulación interna del descontento.

Leopoldo López está nuevamente (o públicamente en la jugada). ¿Esto refuerza o dinamita la figura de Juan Guaidó?

Juan Guaidó sigue siendo el referente, encarnando la esperanza. Por otra parte, Leopoldo López ahora enfrenta el reto de sostener su imagen, que ha labrado durante años, incluso enfrentando la cárcel. Ahora termina donde por decisión no acudió hace 5 años. Comunicar el por qué constituye un reto que debe atender.

¿La salida de Leopoldo López hoy fue de alguna manera para hacer énfasis en que los militares si los apoyan? O tiene que ver más con un rol de protagonismo?

Es parte del todo. Lo veo más como el primer paso que tenían estipulado en un posible descalabro de los pilares que sostienen a Maduro en el poder.

Es un golpe para Maduro y Diosdado. De hecho han tratado de minimizar el hecho, evitando mencionarlo, incluso en la orden de captura, donde solo señalan que violó las condiciones de su casa por cárcel.

Si el Gobierno hace efectiva la orden de captura contra Juan Guaidó ¿Cree que la comunidad internacional emprenderá una acción armada?

Acercaría un poco más esa posibilidad. Sin embargo en estos momentos es difícil imaginarse una acción armada extranjera en Venezuela.

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más