Fallece Fernando de la Rúa: un hombre de larga trayectoria en la política argentina

0

El ex presidente de Argentina, Fernando De la Rúa, falleció en la madrugada de este martes 9 de julio, a sus 81 años. La familia notificó que el fallecimiento ocurrió a las 7:10 en el Instituto Fleni de Escobar, donde había sido internado por una descompensación generalizada.

El 12 de diciembre del año 2018, De la Rúa fue visto por última vez en pública en una cena de fin de año. Medios argentinos pudieron constatar con algunos invitados que al ex mandatario se le veía muy animado pero desmejorado físicamente.

De origen radical y larga trayectoria en la vida política del país, De la Rúa quedó marcado por la crisis del año 2001, que provocó la salida del Gobierno al que había llegado para suceder al menemismo en 1999, encabezando a la Alianza.

Aquel 20 de diciembre de 2001 a las 7.45 de la noche (hora local), el texto con la renuncia de Fernando de la Rúa a la presidencia comenzaba a distribuirse en la sala de periodistas de la Casa Rosada. Siete minutos después, el helicóptero que llevaba a De la Rúa había despegado del helipuerto en la misma sede gubernamental. Todavía se escuchaba en el fondo el eco de las manifestaciones y los enfrentamientos con la Policía.

Para el doctor Fernando de la Rúa no sólo fue el fin de su presidencia, sino también el fin de su carrera política. Por su parte, para el país era el fin de un ciclo. Luego de este caos vino la incertidumbre: cinco presidentes en diez días, hasta que el Senado proclamó a Eduardo Duhalde como líder para la transición.

Su grandiosa campaña, que le dio un 75% de popularidad, se derrumbó apenas surgieron los problemas y, al cabo de pocos meses, la misma Alianza entre radicales y centroizquierda (Frepaso) se desintegró con la renuncia del vicepresidente Carlos “Chacho” Alvarez por el escándalo de las coimas en el Senado.

Tras ganar las elecciones del 24 de octubre de 1999, De la Rúa asumió la presidencia el 10 de diciembre del mismo año. Carlos Menem le entregó el mando.

De la Rúa nació en Córdoba el 15 de septiembre de 1937; su fibra radical la heredó de su padre Antonio, un destacado dirigente de la UCR y ministro de Amadeo Sabattini, cuando éste ejerció la gobernación. Aunque tuvo una infancia divertida y aventurera, lo cierto es que se destacó como estudiante en el Liceo Militar. Además, recibió con medalla de oro en la Facultad de Derecho, en la Universidad Nacional de Córdoba.

Fue convocado por el presidente Arturo Illia como jefe de asesores en el Ministerio del Interior, en aquel período que marcó un paréntesis entre tantas asonadas militares, cuando el propio Illia fue derrocado para la instauración de otra dictadura, la de Onganía.

1973. Un difícil año para los argentinos, pues la rápida renuncia Cámpora obligó a realizar nuevas elecciones, ahora así, Juan Domingo Perón se presentó como postulado para su tercer mandato, junto a su mujer Isabel, y con un favoritismo absoluto que le dio el 62% de los votos. El radicalismo igual se presentó, por lo que su líder y candidato, el legendario Ricardo “Chino” Balbín, llevó como compañero de fórmula a, nada más y nada menos, que a de la De la Rúa. Era su entrada a las ligas mayores.

La larga noche de la dictadura lo alejó -como a tantos otros- de los focos de la política. Todo cambió en 1983, con el retorno de la democracia luego de lo ocurrido en las Malvinas. Raúl Alfonsín emergía como el gran movilizador líder del radicalismo y De la Rúa se mantuvo dentro de una línea más conservadora que, aunque se presentó en la interna, poco podía hacer ante el hombre que produjo el milagro de derrotar al peronismo y ganar la presidencia en 1983.

De la Rúa volvió a Senado, en incluso se lanzó para una reelección seis años más tarde. Allí fue víctima de los tratos de otros, pues aunque fue el candidato más votado en la Capital, un sorpresivo acuerdo entre el peronismo y la Ucedé de Alsogaray lo dejó fuera de la Cámara.

Sin embargo, fue ganando espacio y fama dentro de un radicalismo diezmado por el final de la presidencia de Alfonsín y la derrota de Angeloz ante Menem. Fue en la victoria electoral de 1996 que se convirtió en el primer jefe de Gobierno porteño elegido por el voto popular. De aquella gestión no se recuerdan muchas obras, pero sí un limpio manejo de las cuentas.

Tras muchos intentos para ganar la elección de 1999 contra el peronismo, que llevaba a Eduardo Duhalde como candidato, Fernando de la Rúa vio el fin de su carrera inmerso entre el corralito, los saqueos, las marchas, los fuegos de diciembre y los más de muertos que dejó la represión en la famosa Plaza de Mayo.

 

Reacciones

 

 

 

Fuente: El Clarín

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más