Ex funcionario argentino, Claudio Uberti, reveló trama de corrupción entre Néstor Kirchner y Hugo Chávez

0

Claudio Uberti, quien fue representante especial del ex presidente de Argentina, Néstor Kirchner, ante Venezuela, develó este martes que el ex presidente del Deustch Bank en ese país, el secretario de Finanzas K, Alfredo Mclaughlin, el ex presidente de la estatal petrolera venezolana, Rafael Ramírez, y el ex presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, estuvieron involucrados en el cobro de un soborno de 50 millones de dólares por la compra de bonos argentinos Boden 2012.

De acuerdo con medios argentinos, Uberti reveló -en su ampliación de indagatoria completa como arrepentido- detalles sobre cómo el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aceptó el pedido de Kirchner de mandarle “11 de los 25 millones de dólares” en un vuelo privado y que la operación fue realizada por “bancos amigos” no identificados.


El acuerdo eran 25 millones de dólares para Kirchner y 25 millones de dólares para Chávez, mientras que los bancos intermediarios se llevaron otros 50 millones de dólares.


Mclaughlin había asesorado a Kirchner sobre cómo debía invertir en el exterior los 630 millones de dólares de los fondos de Santa Cruz. Luego fue nombrado secretario de Finanzas de Argentina.

En el año 2003, Kirchner tenía una cuenta con 1,7 millones de dólares en el Deustch Bank de Nueva York. Por su parte, Ramírez fue embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas y Merentes se mantuvo como presidente del Banco Central hasta diciembre del año pasado, cuando el mandatario actual venezolano, Nicolás Maduro, hizo cambios en su Gabinete.

 

Así fue el negocio según Uberti

 

A fines de julio del 2006, Chávez llegó al aeroparque metropolitano y Uberti le comunicó cara a cara el pedido de Kirchner. Acto seguido, el presidente venezolano, entre una multitud de funcionarios, llamó a Merentes y le dijo que se reuniera con Uberti para arreglar “el asunto”.

Ambos se encontraron en el Sheraton, donde le solicitó enviar los “billetes a Buenos Aires”. Sorprendido, Merentes contestó que le parecía “imposible” y que él no sabía cómo realizar  una operación de este tipo.

Al transmitirle a Kirchner esa respuesta, recibió un insulto: “Pedazo de pelotudo, yo me encargo”. Días después, Kirchner le ordenó que volviera a Caracas, donde se reunió con el ministro de Energía y titular de PDVSA, quien le aseguró que tenía instrucciones de concretar el “envío de 25 millones de dólares al sur”, a través de la petrolera estatal.

Días después, el titular de PDVSA lo llamó para decirle que iba un avión de su empresa con “11 técnicos de la refinería”, haciendo referencia a la coima.

Esta confesión de Uberti está relacionada con una operación financiera de agosto del 2007. Ese mes Argentina concretó la colocación de deuda más cara desde el default del 2002, cuando le pagó a Venezuela una tasa en torno al 10,6% por la compra de 500 millones de dólares en Boden 2015.

 

 

 

 

Fuente: Diario las Américas

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más