El Otro y su Mundo

0

Cuando me propuse crear este espacio destinado a presentar una mirada más entre las posibilidades que existen para desarrolo personal, no dudé ni un segundo en cuál sería el primer tema que quería abordar: la otredad. Una palabra que me parece está muy de moda en discursos y conversaciones sobre el mindfullnes. No tengo muy claro si pasa lo mismo en la práctica.

En mi experiencia, incorporar la visión de que el otro es alguien diferente de mí fue el primer paso para encontrarme con algo que yo llamo “paz”. Entender que los demás están en el derecho de elegir algo distinto a lo que yo elijo, me ha permitido crear nuevas relaciones en mi mundo y estar satisfecho con las cosas que ocurren. Hoy asumo que el otro no es mi dominio de acción y su experiencia no es la misma que la mía.

Soy creyente de la posibilidad de sostener relaciones felices y amorosas en todos los dominios de nuestra vida. Para mí, eso solo es posible cuando no tenemos expectativas, ni nos plantamos en la necesidad de tener razón en cuanto a que nuestra forma de ver las cosas es la única mirada.

Cada ser humano sobre este mundo es en sí mismo un mundo. Estamos compuestos de experiencias y vivencias que definen cómo interactuamos y cómo nos relacionamos con nuestro entorno. Como yo lo veo, negar que al otro le pasen cosas diferentes a las nuestras, es negar su existencia, su historia y sus vivencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más