¿El fallo sobre Bolivia y Chile afectará la geopolítica suramericana?

0

El pasado 1º de octubre, la Corte Internacional de Justicia emitió su fallo sobre la controversia entre Bolivia y Chile para el establecimiento de una salida al océano para el país altiplánico. En el pronunciamiento de la decisión, la Corte señaló que: “no puede concluir que Chile tenga obligación de negociar el pleno acceso soberano”.

Esta decisión será objeto de innumerables análisis desde la perspectiva del Derecho Internacional Público. Sin embargo, enfocaremos el sobre las implicaciones políticas y geopolíticas que esta representa tanto para Bolivia como para Chile.

No cabe duda de que esta decisión marcará un antes y un después en uno de los conflictos fronterizos más activos dentro de la región latinoamericana. Por ello sus implicaciones pueden afectar a los demás conflictos latentes en América Latina.

Bolivia alegaba que Chile se había comprometido a negociar una posible salida al océano Pacífico para su territorio mediante medios diplomáticos. Así, la pretensión boliviana se resumía en la existencia de una obligación por parte de Chile de negociar.

Por otro lado, Chile afirmaba que las fronteras entre ambos países se encontraban delimitadas desde el Tratado de Paz de 1904. En virtud de éste, Chile obtenía soberanía sobre el antiguo territorio boliviano de Antofagasta. Adicionalmente, la representación chilena esgrimía que en el mencionado Tratado ya existían disposiciones que buscaban soluciones para la ausencia de salida al mar de Bolivia. Así, la posición chilena se centraba en la ausencia de una obligación de negociar y en la falta de jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia sobre el tema.

La Corte desestimó todas las alegaciones de Bolivia, reafirmando la posición de Chile sobre sus fronteras. Esta decisión fue tomada con profunda tristeza por parte del pueblo boliviano, debido a que el presidente Evo Morales, junto con varias personas de la clase política de dicho país, habían afirmado durante años que esta sería la solución a su falta de acceso al mar.

Ellos realmente creían que la decisión resultaría favorable a sus pretensiones, tanto así que instalaron pantallas alrededor del territorio para que toda la población pudiera ver en directo la emisión del fallo por parte de la CIJ.

En cambio, desde Chile la emisión de la decisión era tomada con mayor discreción. Solamente se seguía con atención al juicio desde el territorio de Antofagasta. Esta posición aupaba a los bolivianos, que interpretaban que los chilenos se asumían derrotados.

@EvoesPueblo

Evo Morales ha sufrido uno de los golpes más fuertes a su gestión como presidente de Bolivia producto de esta decisión. Cometió el error de generar muy altas expectativas ante un juicio donde los resultados, como en la mayoría de los casos, suelen ser solo probables.

Ahora se enfrenta a la tarea de manejar esa frustración que se encargó de crear como parte de sus campañas y gestiones, una tarea difícil debido a que muchos bolivianos verán en él al presidente que perdió sus posibilidades de tener una salida al mar.

Es prematuro vaticinarlo, pero la reelección de Evo Morales como presidente de Bolivia podría verse comprometida producto de este fallo, si la oposición sabe también manejar este sentimiento colectivo para consolidarse como una opción concreta ante un presidente que perdió lo que para muchos bolivianos era un derecho referente a la soberanía nacional.

@SebastianPinera

En contraposición, tenemos a un Chile que sale fortalecido en su posición dentro de la controversia. Deja atrás la presión que se imponía cuando se amenazaba con llevar el tema boliviano a la Corte Internacional de Justicia. El país altiplánico jugó la carta con cual podía ejercer presión y perdió.

A pesar de las declaraciones de buena voluntad, no se puede asegurar que habrá nuevas negociones sobre el tema, y es que Chile no tiene nada que ganar (ya ganó) y por ende acudir a ellas seguramente no le resultará prioritario.

En definitiva, nos encontramos con una Bolivia que deja a su presidente dentro de una de sus crisis políticas más grandes, una que incluso compromete la continuidad en la presidencia del país. Así, se podría ver un acercamiento a las posiciones políticas más cercanas al libre mercado, siempre que los opositores a Evo sepan gestionar las emociones del colectivo tanto ahora como en el futuro.

Una eventual pérdida del poder de Evo dejaría prácticamente sola a Venezuela, despojada de sus aliados geopolíticos en Suramérica, en un momento en el que se encuentra con un enemigo poderoso en Colombia, como Iván Duque, y con eventual enemigo tanto o más poderoso como sería Jair Bolsonaro en Brasil.

Adicionalmente, debemos mencionar las implicaciones jurídicas del fallo, las cuales serán seguramente analizadas por estudiosos del tema. Estas también pueden influir en el desarrollo de futuras controversias que sean presentadas en la Corte Internacional de Justicia, como la controversia existente entre Venezuela y Guyana.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más