El cliente más rico del mundo

0

El pasado jueves 20 de junio se celebró en el sector Brickell de Miami el desayuno-conferencia “Cómo hacer negocios con el gobierno de Estados Unidos”, a lo cual se añadió el sugestivo subtítulo de “El cliente más rico del mundo”.

Se trató de una iniciativa de la firma de abogados Negocios con USA. Su socio fundador, Jesús Antonio Aveledo Urdaneta, sirvió como anfitrión. Abrió el encuentro afirmando: “El gobierno quiere que tengas éxito y está dispuesto a ayudarte. No hay que tenerle miedo”.

La conferencia estuvo a cargo del doctor Rafael Marrero, experto en contratación federal, estrategia de negocios y gestión de proyectos, egresado de las universidades de Stanford y Cornell.

500 millones por hora

La disertación de Marrero fue una mezcla de numerosos datos con consejos para quienes aspiren a contratar con el gobierno federal estadounidense. Comenzó aseverando que el ente nacional estadounidense gasta 500 millones de dólares por hora, con lo cual apuntala su afirmación de que es “el cliente más rico del mundo”.

Por ejemplo, indica, mucha gente desconoce que el 23% de las compras del Gobierno se realizan a empresas pequeñas.

Entre otras cifras de interés, citó que en construcción se gastan anualmente 45 billones (45 mil millones) de dólares al año; en publicidad se gastan 2 billones, en personal médico 3,5 billones, en transporte 5,8 billones y en seguridad 4,7 billones. “Es prácticamente imposible que el gobierno no necesite una categoría de bienes o servicios en la cual usted no pueda ofertar”, concluye.

Rafael Marrero durante su exposición. EDUARDO HAIEK

Durante su exposición, Rafael Marrero apuntó que además se anima a las grandes compañías que contratan con el gobierno a hacer subcontrataciones, las cuales van a caer en manos de proveedores de menor tamaño. Subraya que el Estado compra productos incluidos en 11 millones de categorías. Por esto, hay oportunidades para todos.

Por si fuera poco, también recordó que hay disponibles fondos para “grants” o aportes financieros para iniciativas culturales, educativas y de otro tipo que beneficien de algún modo a los ciudadanos.

Pero también alerta que “Hay que aprender a hablar ‘Fedgov’”, es decir, todos los complejos y específicos códigos de comunicación con las oficinas federales. Hay un estilo muy definido para hacer las cosas. Este es un asunto que él puede ayudar a sobre llevar mediante su empresa Rafael Marrero & Company, dedicada justamente a asesorar a quienes decidan emprender el camino de postularse como proveedores para el gobierno estadounidense.

Hispanos, Estados Unidos y riqueza

Marrero es también el autor del libro “La salsa secreta del Tío Sam”, el cual hace referencia a la comunidad hispana como elemento catalizador crucial de la economía estadounidense, al punto de que, si esta colectividad fuera considerada como un país, su economía sería la séptima del planeta. Su autor define el texto como “una guía práctica de ingredientes y recetas para el emprendimiento empresarial” de quienes quieran trabajar para este prometedor cliente.

El prólogo del mencionado libro estuvo a cargo de Armando De Armas, quien afirma que “El hispano por el que apuesta Marrero es el emprendedor, el que viene a EE.UU no a reproducir los males de sus sociedades, de las que presuntamente huye espantado, y a quejarse después de las dificultades que encuentre en el nuevo país, sino a aprovechar las ventajas que ofrece el sumarse a un sistema producto de una cultura que premia el esfuerzo, el valor, la iniciativa y el talento como vías, si no seguras, al menos sí posibles, las únicas posibles, de ascenso a la meritocracia”.

El encuentro finalizó con una invitación al emprendedor hispano para que se acerque a las posibilidades de negocio que se abren con este sólido cliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más