El balance de Bush

0

La muerte del ex presidente George H. W. Bush sirve para poner en entredicho un conjunto de variables en torno a la política exterior estadounidense, a la majestad presidencial y, más aún, a la ética que debe imperar al momento de ejercer un cargo, sobre todo en estos momentos en los que la primera magistratura está en manos de alguien que ha demostrado un manejo poco probo del poder.

George Bush fue un hombre que supo hábilmente esperar su oportunidad y pese a haber sido durante ocho años el vicepresidente de los Estados Unidos de América, al momento de corresponderle gobernar, supo ejercer un perfil propio que tal vez no ha sido lo suficientemente estudiado, y no se le ha dado el mérito necesario, pues incluso cuando buscó la reelección, fue derrotado por el discurso renovador y fresco de Bill Clinton.

Evidentemente, tuvo errores sumamente marcados y costosos, por ejemplo, todo lo que giró en torno a la guerra del Golfo Pérsico, en la que una vez culminó el conflicto, polémico por demás, el país terminó dejando a la deriva a la oposición iraquí, siendo masacrada por la tenebrosa y cruel dictadura de Saddam Hussein, personaje que se mantuvo mancillando la dignidad durante unos cuantos años más.

Una vez fue derrotado, el presidente Bush se apartó de la vida pública, haciendo escasas apariciones y ni siquiera (lo cual es un ejemplo interesante de la visión impersonal que debe imperar) tuvo preponderancia durante la gestión de su hijo, quien, de la misma forma, muy hábilmente fue un presidente que no se cobijó bajo el manto del recuerdo de su padre.

Justo hacer homenaje al presidente George Bush padre, fundamentalmente cuando los Estados Unidos transitan por aguas turbulentas en las que los límites del poder parecieran ser endebles frente a los abusos del gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más