Contaminación del aire: uno de los grandes problemas de América Latina

0

La contaminación del aire es uno de los grandes problemas de América Latina y, aunque la exposición a las partículas PM2.5 en esta zona no es tan alta como en Egipto, Arabia Saudí, Nigeria o Mauritania, los efectos en la salud pueden ocasionar muertes.

Una muerte por contaminación del aire ocurre cuando una persona fallece de forma prematura, puede ser en cuestión de meses o años por la polución que exacerba las enfermedades cardiorrespiratorias preexistentes.

En este sentido, un factor muy importante a tomar en cuenta son las partículas PM2.5, que tienen un grosor inferior al de un cabello humano por lo que se pueden transportar con suma facilidad a través del sistema respiratorio de las personas.

Según la Agencia de Protección Ambiental (EPA), de Estados Unidos, el rango de partículas que no afectan a la salud van de 0 a 25.9, no obstante, a partir de un promedio de 26.0 PM2.5 en el aire, puede considerarse que respirarlo es insalubre.

Entre los años 2012 y 2017, la OMS recopiló datos de las ciudades y países de América Latina de la emisión anual de partículas PM2.5. En Colombia, algunas de los ciudades con mayor presencia de estas partículas eran La Estrella, en Medellín, con una concentración de 41 PM2.5, y Antioquia, en la cual registró una concentración de 36 PM2.5.

Asimismo, Coyhaique, al sur de Chile, encabezó la lista de la OMS con una exposición media de 66 PM2.5. Brasilia, por su parte, está cerca de esa medida, pues en promedio registró 54 PM2.5, a causa de la planificación en la urbe centrada en los vehículos privados.

En el caso de México, la OMS indicó que las ciudades que destacaron en la media anual fueron Mexicali y Monterrey con 41 y 36 PM2.5, respectivamente.

Entre los efectos nocivos a la salud se encuentran la irritación en los ojos, en la nariz y en la garganta; tos, opresión en el pecho y dificultad para respirar; función pulmonar reducida; ataques de asma; ataques al corazón y muerte prematura en personas con enfermedades cardíacas y pulmonares.

 

 

 

Fuente: Infobae

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más