Destapan fraude en torno a alimentos subsidiados CLAP

0

La Procuraduría General de México descubrió un fraude, realizado por empresas mexicanas e individuos vinculados al gobierno de Venezuela, que infla los precios de los paquetes de ayuda de alimentos conocidos como CLAP y destinados a la población venezolana.

En principio el gobierno de Nicolás Maduro subsidia los alimentos de los paquetes de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) a fin de proveer el nivel mínimo de sustento a muchas familias que enfrentan hambre en medio de la hiperinflación y la crisis económica que agobian a Venezuela..

Pero la procuraduría mexicana indicó que en una investigación se halló que funcionarios venezolanos y empresarios mexicanos adquirieron al por mayor productos de mala calidad y los exportaron a Venezuela a más del doble de su precio real.

Este no es el primer escándalo en torno al CLAP. Anteriormente ha habido quejas sobre la calidad de sus productos. Un estudio reveló que la leche en polvo que se distribuye en las cajas del CLAP por lo regular contiene una tercera parte del nivel de proteína que exige el gobierno y el doble del nivel de los carbohidratos recomendados.

El 17 de mayo, tres días antes de que Maduro fuera reelecto, Colombia anunció la incautación de 15 contenedores con más de 25.000 cajas del CLAP, en las que el arroz se encontraba infestado de insectos y otros alimentos también estaban descompuestos.

De igual forma, The Associated Press publicó un reportaje en el 2016 en el que se revelaba cómo altos funcionarios del gobierno y miembros del ejército venezolano se enriquecían desviando fondos de los contratos alimenticios.

En restitución, por el caso actual en México, los sospechosos acordaron pagar tres millones de dólares a la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados (ACNUR) a fin de que esos fondos sean utilizados en sus operaciones en Latinoamérica, dijo Alonso Lira, subprocurador especializado en Investigación de Delincuencia Organizada de la PGR. Actualmente la ACNUR destina la mayor parte de sus esfuerzos en ayudar a Colombia a reasentar a cientos de miles de venezolanos que huyen de la crisis humanitaria en su país.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos calcula que al menos el 70% del programa CLAP está sumido en la corrupción, citando evidencia de cobros excesivos.

Fuente: El Nuevo Herald

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más