Cinco cosas que hacemos para malgastar la vida

0
El tiempo es sin duda el recurso más importante con el que contamos los seres humanos. Nada es tan valioso como el tiempo que pasa y no vuelve jamás. Si algo nos hace iguales es el tiempo. Todos, sin excepción, tenemos 24 horas al día, ni más ni menos. La salud, el dinero, las relaciones, todo cambia. Van y vienen, el tiempo no. Cada quien hace con ese recurso lo mejor que puede para marcar la diferencia. ¡El tiempo es vida! Por eso debemos ser conscientes de que cada minuto que pasa es un minuto menos para nosotros. Un minuto menos para hacer lo que queremos.
¿Alguna vez has pensado en qué cosas inviertes tu tiempo? ¿Cuánto tiempo le dedicas a pensar en las cosas que no quieres? ¿Cuánta vida se te va en angustias y preocupaciones sin ningún tipo de acción? El uso eficiente de tu tiempo será el primer paso para adentrarte en la vida que quieres y lograr lo que te propongas. Por eso hoy te traigo una lista de cinco cosas que solemos hacer para gastar nuestro tiempo inútilmente:
Miedo: ¿Cuántas cosas has dejado de hacer por miedo? Cualquiera que este sea: al fracaso, al riesgo o al qué dirán, por sólo mencionar unos cuantos. El miedo es la emoción de conservación primordial de los seres humanos, es innato, No hay nada de malo en él, excepto dejar que domine nuestras acciones limitando nuestro poder de creación en el mundo. Ahora piensa: ¿cómo sería tu vida si logras eso que el miedo no te permite hacer? ¿Cuánto ganarías? ¿Y si resulta y todo sale bien?
Amigos roba sueños: vivimos rodeados de gente, en un mundo de interacciones. Es probable que en el camino nos encontremos con personas que no creen en nuestros sueños. Pero es importante saber que esa duda solo viene de sus propias limitaciones, de su incapacidad de crear lo que nosotros queremos hacer. ESTO ES UN ALERTA: ALÉJATE DE LOS AMIGOS ROBA SUEÑOS. Aprende a identificarlos y aléjate. Cuando alguien te diga que “no puedes” o que eso que quieres “es imposible”, sal corriendo.
Quejarnos: si no eres consciente de tus palabras y pensamientos, entonces no te has dado cuenta de que la regla del 80/20 está dominando tu vida. Gastamos el 80% de nuestro tiempo pensando en el problema. Invertimos la mayor cantidad de nuestra energía en pensar sobre lo que no queremos, lo que rechazamos. Dejamos apenas un porcentaje mínimo para dedicar a la reflexión sobre la solución y los caminos posibles. ¡Basta de quejarnos! Dediquémonos a la acción. Hacer es lo único que nos mantendrá en el camino de encontrar soluciones.
Explicarlo todo: analizar minuciosamente cada situación de nuestra vida nos lleva tanto tiempo como la queja, a veces mucho más. Analizar nos lleva a un espacio de querer encontrar respuestas, explicaciones que a la larga nos tranquilizan y nos dejan temporalmente “en paz” con lo que pasa. Si no actuamos esa “paz temporal” se esfuma y volvemos a entregar nuestro tiempo a explicarnos. Así es como se genera un círculo vicioso para no hacer nada de lo que queremos en la vida y gastar lo más valioso que tenemos: el tiempo.
Dudar: nuevamente la ley de 80/20 se hace presente en una forma de gastar el tiempo inútilmente. No es posible vivir en la duda constante. Esperando tener la certeza del resultado para actuar y conseguirlo. Nada va a pasar si no haces. Nada va a cambiar si no dedicas tu tiempo a algo distinto. Deja de dudar y comienza a hacer.
Ponte alerta, es hora de ser consciente de cada una de tus acciones y darte cuenta. Si estás repitiendo alguno de estos patrones, decide si quieres seguir perdiendo el tiempo o te gustaría cambiar tus hábitos para hacer de tu tiempo un espacio productivo o dedicado al propósito de tu vida.
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más