Biblioterapia

0

Uno de los mejores regalos que podemos dar y recibir es un libro.

Cuando consideramos al leer como una práctica que puede trascender el ejercicio intelectual o el entretenimiento, puede ser terapéutico. Cuando sanamos gracias al proceso de leer o de escribir un libro se le conoce como Biblioterapia, palabra que viene del griego “biblo” que significa libro y “terapia”, cura o restauración. Nos referimos entonces a los textos catalogados como espirituales o religiosos, así como también los de autoayuda; a través de los cuales se puede obtener elevación de nuestro nivel de conciencia, pensamiento, paz, sosiego.


Gracias a la Biblioterapia podemos salimos reconfortados al encontrar respuestas llenas de sabiduría y sanación.  Existen casos de autores que habiendo superado tragedias o adicciones, deciden desde la profundidad de su sanación y evolución,  plasmar en un libro su testimonio y compartir con el mundo su experiencia; de esta manera, el lector que atraviesa similar situación, primero, no se siente sólo, sino que se identifica con el autor desde su situación en común y luego, y aquí viene lo poderoso de la Biblioterapia, puede ser capaz de seguir el mismo camino de superación personal.
El mejor ejemplo para mí es la norteamericana Louise Hay,  quien articuló en su libro “Tú puedes sanar tu vida” un efectivo sistema de autoayuda, con el cual entre otras terapias, ella sanó su cáncer (el efecto) como la causa: una vida llena de abusos emocionales y sexuales. Este es un libro de lectura obligada para tenerlo a la mano, porque simplemente realizar concienzudamente cada ejercicio propuesto, sin duda, abre procesos de sanación y empoderamiento en cualquier área de la vida.  Cambió mi vida y ahora formo instructores para enseñar esta filosofía y todo comenzó leyendo este libro!
Hay muchos otros ejemplos, te comparto algunos más: El brasileño Paulo Coelho, internado en clínicas psiquiátricas, adicto a las drogas y practicante de cultos satánicos; el alemán Eckhart Tolle, casi suicida, la estadounidense Marianne Williamson,  adicta a las substancias psicotrópicas, el psiquiatra austríaco, Viktor Frankl,  plasmó en un libro cómo sobrevivió no sólo su cuerpo, sino su mente y su estado de ánimo al campo de concentración de la Alemania nazi.
Y con humildad, cierro con mi propio ejemplo, ya que tuve el privilegio de ser una de las autoras del libro “Women Living Consciously”, (Mujeres viviendo conscientemente), en el que hablo de mi proceso de transformación personal y profesional con el propósito de inspirar a quien lo lea.
Muchos autores contemporáneos, hacen énfasis en que la lectura cumple una función curativa en los planos psicológico y espiritual. Así que, mi recomendación hoy, es que hagas de este tipo de lectura, un nuevo acompañante de tus días.
 
 
@gitapimentel
www.gitapimentel
También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más