AREPA Y MARRAQUETA: Una semana fantástica experimentó Chile con Daniela Vega.

0

Confieso que aún no he visto la película, pero no puedo abstraerme de la genuina alegría que experimenta Chile con el Oscar a la Mejor película extranjera para Una mujer fantástica. La cinta dirigida por Sebastián Lelio ha despertado el orgullo del ciudadano común, puesto que este premio tan sólo se equipara a los premios Nobel de Literatura obtenidos por Gabriela Mistral y Pablo Neruda. Desde el balcón de mi casa en Santiago Centro y en el mejor estilo del rugido cuando juega la Selección nacional, la Roja, escuché las diversas celebraciones que culminaron con el famosísimo “¡Ce, ache, i: CHI; ele e: LE. Chi, chi, chi, le, le, le: ¡Viva Chile!”

Más allá del arrase de la temporada de premios que culminaron con el máximo laurel, la cinta de 104 minutos levantó un debate en torno a la identidad de género, hecho reinvindicado por la misma Daniela Vega desde el Palacio de La Moneda, en el homenaje que ofreciera la Presidenta Bachelet a parte del equipo productor y elenco del filme: “Poseo una identidad legal de una persona que no existe, porque lamentablemente en mi país se  me niega el derecho a ser tratada como la persona que soy; ¿cuánto tiempo más tendremos que esperar para ese reconocimiento? y, sobre todo, ¿a cuántos más les llegará cuando ya se hayan despedido de este mundo?”, expresó la actriz y activista transgénero de 28 años. A renglón seguido, la Jefa de Estado, quien tiene a medio país en vilo por el cierre de la prisión de Punta Peuco, y a otro medio, desconcertado por la presentación del proyecto de ley para una nueva Constitución, a tres días de finalizar su mandato, decidió pedir al Congreso la urgencia en la discusión y promulgación de la nueva ley de identidad de género, que ya se encuentra en el Senado.

El chancho sigue estando mal repartido. Da envidia ajena el modo, los matices, incluso la gracia con que se manejan algunos rituales del poder aquí en Chile, y a las pruebas me remito: en lo que va de semana, todos los funcionarios designados por el Presidente electo Sebastián Piñera fueron en visita de cortesía a recibir información estratégica de los encargados salientes. Una de las reuniones sobre la cual hubo mayor expectativa fue la que tuvo lugar en Teatinos 120, sede del Ministerio de Hacienda, en lo que fue un encuentro de pesos pesados. En una esquina, Nicolás Eyzaguirre, y en la otra Felipe Larraín, con el poder nuevecito por estrenar. “Es un economista competente, que sabe la dinámica de las finanzas públicas”, expresó el ministro Eyzaguirre, el mismo que destacó el portentoso 3,9% de crecimiento de la economía durante el mes de enero pasado. “Por supuesto que yo lo respeto como profesional y estamos listos para hacer los cambios que harán posible la promesa de tiempos mejores, expresada en el plan de gobierno del Presidente Piñera. No me parece que la economía de Chile sea como una marioneta que se mueve al vaivén de factores externos”, comentó Larraín a la salida del muy esperado encuentro.

Números más, números menos, el verdadero nombre de la economía cotidiana es desigualdad, brecha que crece día a día y amenaza con continuar por ese camino.

Ajústense los cinturones. En la próxima edición de Arepa y Marraqueta, Chile ya tendrá a Sebastián Piñera en funciones desde el Palacio de La Moneda. Para uno de los 11 chilenos más ricos de este país, con una fortuna de 2.800 millones de dólares según la revista Forbes, pareciera que la prioridad es la historia, incluso, la posteridad. En los últimos 10 días, el economista ha tenido un ritmo frenético de trabajo y, al parecer, ésa será la tónica de sus primeros 100 días de gobierno, donde las prioridades estarán centradas en la reactivación económica, la seguridad y el acercamiento con las aspiraciones de la clase media y trabajadora, mediante la ampliación y  renovación de la cartera de Desarrollo Social, ahora a cargo del empresario Alfredo Moreno. ¿Será Moreno la carta de la “nueva” centro derecha, envalentonada con el caudal de votos de la decepcionada centro izquierda?

Cuento corto: Los días más calurosos han pasado; llegó la brisa fresca matutina y del atardecer, como preámbulo del otoño austral. Pero un viento frío sopló el fin de semana recién pasado en el Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez, con la declaración de “inadmisibles” para un numeroso grupo de inmigrantes haitianos. Parece que vuelve a confirmarse aquella vieja conseja de que “la cuerda siempre revienta por lo más delgado”, puesto que si bien Chile tiene el soberanísimo derecho de decidir quién entra y quién no a su territorio, y por cuánto tiempo, no deja de ser verdad que hay gente de rapiña establecida en este país que se aprovecha de la extrema necesidad de los hermanos migrantes, especialmente de los haitianos, quienes difícilmente hablan español.  Familias enteras fueron devueltas e, incluso, un pequeño grupo pernoctó dos noches en las instalaciones del puerto aéreo, sin que nadie se hiciera cargo de su situación. #Verifico, luego existo.

 

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más