Arepa y Marraqueta: Piñera, los migrantes y el Superclásico copan la escena

0

Dicen que el poder es el afrodisíaco por excelencia; pero ni siquiera sus seductores efluvios pueden convertir acciones motivadas por intereses de grupos poderosos en genuinos gestos humanitarios. Este miércoles 11 de abril, el economista y multimillonario Sebastián Piñera Echenique cumplió un mes al frente del Ejecutivo de Chile, y entre las líneas maestras de los primeros 100 días de su gobierno el tema de la migración ha tenido un insólito “tratamiento express”, el cual difiere del carácter metódico, analítico y extremamente lento de los procedimientos en este país.

Basta con salir a la calle y en su capital, para percibir que el ciudadano promedio manifiesta un interés y una preocupación legítimos ante el creciente incremento del fenómeno migratorio, especialmente de haitianos y venezolanos, y los efectos en la vida diaria de todos; así, el flamante gobierno central decide actuar en consecuencia y, sin mayor trámite, decretar algunas medidas radicales para ofrecer una respuesta y, al mismo tiempo, enviar una clara señal política: “hay que ordenar la casa”; “todo gobierno está en su derecho de decidir a quién se le permite la entrada al país y a quién no”; “no queremos importar pobreza”.

Transcurrida la confusión inicial y sin entrar en mayores profundidades de la “letra chica” de los recientes decretos migratorios, la robusta comunidad venezolana presente en Chile ha mostrado su complacencia y agradecimiento por el gesto hecho acción de gobierno de ofrecer una Visa Especial de Responsabilidad Democrática, que otorgaría un estatus de residencia temporal a aquéllos que cumplan los requisitos y soliciten el visado en el consulado en Caracas.

Hablemos con el corazón en la mano: en medio de la corrupción generalizada para conseguir un pasaporte, donde cualquier trámite simple, como una fotocopia, es una labor titánica: ¿cuántos venezolanos pueden acreditar sus títulos universitarios de cuarto nivel y pagar 90 dólares para obtener una visa? Pareciera, entonces, que el gesto y la acción de estado resultará en la práctica poco menos que un saludo a la bandera. Amanecerá y veremos.

Es la economía, estúpido: El mítico cartelito que tenía el presidente Bill Clinton en su escritorio, calza como anillo al dedo para comentar un curioso auge mediático acerca de cuánto “gasta” el estado chileno en los migrantes. Que si los servicios públicos de salud se encuentran rebasados, que si los arriendos (alquileres) se han encarecido ante la enorme demanda, que si el comercio informal de los inmigrantes es competencia desleal para el comercio establecido, y un largo etcétera.

No obstante, poco o nada se dice de la energía y la potencia que ha significado este fenómeno para la economía local, cuando muchos empleos u oficios que los chilenos ya no quieren hacer, ahora están en manos de extranjeros. Comunas deprimidas, como Santiago centro, han experimentado un brioso resurgimiento en todos sus rincones, gracias a los migrantes recientes.

Yo no tengo a la mano los números del Servicio de Impuestos Internos, pero puedo jurarles que se ha dado un fortalecimiento de las finanzas nacionales y municipales con el trabajo de quienes amanecemos y anochecemos metiéndole el hombro a este país.

Y al final del día, Chile tendrá que asumir que a la vuelta de una sola generación, la actual, una gran proporción de sus nacionales tendrá al menos a uno de sus padres extranjero, y muchos, a ambos. Ellos, los nuevos chilenos serán el mejor argumento de la riqueza que aporta el migrante a la tierra donde va.

En un país donde TODO se paga, la insistencia en regularizar y controlar a los extranjeros pareciera estar también motivada por intereses fiscales y monetarios: los legalizamos para que aporten…

¿Usted sabe qué es el banderazo? Este viernes, en la emblemática Plaza Italia, se producirá el tradicional Banderazo de la “U” (la Universidad de Chile), cuyos hinchas esperan derrotar el próximo domingo a su más acérrimo rival el Colo Colo, en el llamado Superclásico.

A partir de las seis de la tarde, cientos de banderas azules con el logo de la universidad que fundara el venezolano Andrés Bello en 1842, se fundirán en cánticos y alegrías para reforzar la moral del equipo que hoy dirige el argentino Ángel Hoyos, y en cual milita el joven y talentoso delantero Yeferson Soteldo.

Este Superclásico estuvo precedido de la inevitable polémica, ya que el técnico de la Roja, el colombiano Reinaldo Rueda, dispensó de asistir a la concentración de la selección a los principales jugadores de ambos equipos, a fin de que pudieran disputar el Superclásico.

Dicen que el argentino Pablo Guede, DT de Colo Colo, es especialista en ganar este tipo de eventos; si no logra una victoria contundente frente a la U el domingo 15, ahora sí que ya puede ir haciendo sus maletas.

Otro escándalo en Carabineros. Causa admiración el equilibrio efectivo de las instituciones en este país, y para muestra, un botón: la Contraloría General de la República, cuyo titular es Jorge Bermúdez, detectó un sobrepago en los altos mandos de Carabineros de Chile y de inmediato se activó una investigación exhaustiva que vuelve a colocar en tela de juicio a ese cuerpo uniformado.

Por ello, las recientes denuncias de actos de corrupción a gran escala han causado gran decepción. “La corrupción es un abuso del poder encomendado para el beneficio privado. A nivel mundial, cada año se pierden 2,6 trilllones de dólares por actos alejados de las buenas prácticas, lo que equivale a 124 millones de niños sin educación”, expresó Bermúdez en la Universidad de La Serena. Ahí les dejo eso…

Cuento corto. A lo lejos se ve como una opereta de quinta categoría, no sólo la candidatura presidencial de Leocenis García, sino que diputados de la Asamblea Nacional ahora constituyan la bancada de un partido que no existe todavía y que no los llevó a ellos a obtener las curules que detentan… Recuerdo muy claramente un comentario que me hizo Chúo Torrealba en 2015, año de la clamorosa victoria parlamentaria: el entonces secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática me comentaba que los partidos habían promovido a su “sargentada”, dejando por fuera a prominentes figuras de la lucha democrática contra el autoritarismo de Nicolás Maduro, porque eran independientes. Muchos de aquellos sargentos hoy están saltando la talanquera y figurando en la comparsa del turbio Leocenis García… El próximo 11 de mayo se dará ¡por fin! el salto entre dos de la minitemporada 2018 de la LPB. Los dueños de clubes se mostraron inflexibles y hasta tanto no recibieran noticias de los dólares preferenciales y deudas en divisas que mantiene el estado con la Liga, no moverían un solo dedo para echar a andar el campeonato. La verdad que hasta aquí huele algo a podrido en todo eso; pero ya habrá tiempo. De momento, #Verifico, luego existo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más