Arepa & Marraqueta: Un peregrino bajo fuego cruzado visitará a Chile

0

La cuenta regresiva para la visita pastoral de Francisco a Chile, está por llegar a su final. Desde el próximo lunes 15 a las 8:30 de la noche, se activará un vasto operativo logístico y de seguridad que nos afectará a todos y que desde las plataformas de #TeloCuentoNews, reseñaremos un grupo de periodistas que nos encontramos avecindados en Chile.

La visita de Francisco nos retrotrae a 1985, cuando a nuestro país llegó Juan Pablo II y en muchas paredes de las ciudades por las cuales pasaría, se podía leer “Viene el Papa, y por Venezuela, Colina”. Aquí en Chile aún se recuerda el paso del pontífice beatificado, que compartió en 1987 el balcón de La Moneda con un personaje siniestro en la historia.

@ElPapaEnChile

Treinta años más tarde, Chile ha cambiado y recibe al sucesor del trono de Pedro en un ambiente difícil de catalogar. Es cierto: existe el alborozo de una feligresía católica, mermada pero ferviente, que asistirá con entusiasmo a los tres encuentros con el pontífice argentino en Santiago, Temuco  y la fronteriza Iquique, cerca de Perú, país al  acudirá en la continuación de su viaje. Unidas a la avalancha de turistas argentinos que aprovecharán para ver en persona al cardenal Bergoglio, y que dejará muchas divisas en la economía y el comercio de este país, también se suman las voces de otros sectores no religiosos que han manifestado su rechazo a la gira. Si me preguntan, al ambiente está cantado para más de una “funa” (acción verbal explícita y sorpresiva de rechazo a algún personaje público). La sombra de los casos de sacerdotes pederastas protegidos por sectores de la Iglesia ensombrece el  paso del peregrino de Roma por tierras australes. Como hombre de fe y católico practicante, me sumo sin reparos a la algarabía general que esta visita produce, en espera de que quienes hayan sido condenados por abusos sexuales reciban su castigo.

El calor bate récords. Los habitantes de Santiago estamos literalmente achicharrados por un sol que no nos da tregua, desde muy temprano en la mañana hasta avanzadas horas de la noche. Este  es mi segundo verano en Chile, y no pocas personas me abordan personas extrañadas de que esté tan abochornado, suponiendo que, como vengo del Caribe, debería estar acostumbrado; pero no: temperaturas que superan los 30 grados, un ambiente muy seco, una radiación que enceguece y un alto grado de contaminación atmosférica resultan en un cóctel poco menos que letal y muy ardiente. Para los que dicen no creer el cuento del cambio climático, los invito a caminar un par de cuadras en Santiago a las 3 de la tarde, por ejemplo. Las predicciones para el invierno son poco menos que pavorosas: frío muy intenso.

Fernando Peñalver

Tormenta en el Congreso. La selección del octogenario senador Andrés Zaldívar (DC) para la comisión bicameral para la asignación de recursos ha desatado toda clase de críticas, en primer lugar, porque el mencionado senador no fue reelecto en los pasados comicios, y los ciudadanos se han pronunciado abierta y reiteradamente a favor de un relevo generacional, especialmente en el Poder Legislativo. El “Chico” Zaldívar, apodado así por su  menuda estatura, ha sido parlamentario durante décadas y representa el ala más conservadora de la DC. ¿Será que la democracia resucita la figura de senador vitalicio?

No es el hijo de Chávez. Una nota del diario La Cuarta, sin firma, nombró al flamante nuevo fichaje venezolano de la Universidad de Chile, Yefferson Soteldo, como “el hijo de Chávez”. No puedo expresarles la indignación que sentí, porque me pareció una gran falta de respeto, no sólo con el joven designado como el mejor jugador extranjero del fútbol chileno, sino con todos los venezolanos. Soteldo da un paso firme y sereno en su consolidación como figura deportiva, porque vestir el uniforme del llamado Ballet Azul es un honor que ya quisieran muchos jugadores; y desde ya, se constituye en un imán, un atractivo de taquilla, para el mega clásico contra el Colo Colo, o con el clásico archirrival de los Cruzados, de la Universidad Católica.

Cuento corto. Tengo el alma atribulada, vuelta pedacitos, tras conocer la noticia del naufragio de compatriotas falconianos que buscaban un futuro mejor en Curazao. Muchachos jóvenes, hastiados de tanta precariedad y necesidad, terminaron encontrando la muerte en el mar Caribe. ¡Hasta cuándo!

#VERIFICOluegoexisto

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más