Aquí y allá: Sin cese de usurpación, jamás habrá elecciones libres

0

El régimen de Nicolás Maduro sigue en el poder: es verdad, aunque tambaleante. Por eso se han buscado distintas vías como la del Grupo Internacional de Contacto, que ha estado trabajando en una solución a la crisis venezolana, defendiendo como las opción más viable la ruta elecciones libres, democráticas y con observación internacional.

Intentos de diálogo ha existido de sobra, más de tres grandes iniciativas en este sentido fueron saboteadas por el propio régimen de Maduro y el chavismo, porque a la larga, solo buscaban ganar tiempo en ese momento. Ahora están entrampados.

En este ocasión el tiempo parece que se agotó y las fuerzas opositoras centradas alrededor de Juan Guaidó insisten en que debe haber un cese a la usurpación antes de que lleguemos a unas elecciones, y en el medio del proceso de sufragio debe existir un gobierno de transición que organice la institucionalidad del país y por ende unos comicios libres y verdaderamente democráticos.

Varias interrogantes surgen ante esta propuesta. A quienes están intentando ayudar en el Grupo Internacional de Contacto los ponemos en contexto: ¿puede haber elecciones libres con los mismos rectores del Consejo Nacional Electoral que han arrastrado vicios durante más de dos décadas para hacer trampas y torcer la verdadera voluntad del pueblo? La respuesta es obvia: NO. ¿Puede haber elecciones democráticas con los mismos militares que ejercen control sobre la población civil respondiendo a las directrices de una parcialidad política, como lo ha evidenciado el actual ministro de Defensa, Padrino López y el Alto Mando Militar? De nuevo la respuesta es NO.

¿Hay en Venezuela un Poder Judicial que funcione con equidad, que pueda impartir verdadera justicia en el país? NO, porque ellos han estado parcializados y se han declarado chavistas y “revolucionarios”. Es por esta razón que todo el sistema judicial venezolano debe ser depurado antes de ir a unas elecciones libres.

En los últimos años, especialmente desde que llegó Maduro al poder, se ha intensificado aún más la violencia electoral. El propio día de las elecciones en Venezuela los votantes, y especialmente los militantes de los partidos políticos, se preparan prácticamente para salir a una “guerra”, y es porque la realidad en la calle muestra grupos paramilitares armados, con la anuencia de la Guardia Nacional, que salen a disparar a militantes opositores sin ningún tipo de compasión.

Esta realidad la conoce cualquier venezolano, y nadie la puede negar. ¿Puede haber elecciones libres, democráticas y con observación internacional en estas condiciones? NO. Esas son las razones principales por las que Juan Guaidó ha dicho: antes de ir a unas elecciones, debe haber un cese a la usurpación y un gobierno de transición que logre depurar a todas las instituciones del Estado venezolano.

También Podría Interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de email no será publicada

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este Sitio Web usa cookies para mejorar tu experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer Más